Parte de las acciones que debes realizar para alcanzar el éxito para tu empresa es crear estrategias para atraer clientes nuevos o para fidelizar a los que ya compran tu producto o servicio.

Este debe ser un objetivo que se mantenga con el tiempo y que con el paso de los años se fortalezca, teniendo en cuenta que son ellos quienes fomentan el crecimiento o decrecimiento de un producto o servicio.

Tu tarea como dueño (o vendedor) es lograr la recurrencia, la fidelización y la recomendación por parte de los clientes, y esto solo se logra cuando les ofreces un producto con valores, además de un excelente servicio al cliente.

Lo primero que debes hacer es encontrar el cliente ideal, por lo que las estrategias no deben apuntar a un público generalizado sino a uno específico y segmentado por edad, localización, intereses, gustos, sexo, profesión, entre otros aspectos.

Para atraer a tus clientes, puedes realizar muchas acciones, algunas complejas otras sencillas, lo importante es actuar de acuerdo al momento en el que se encuentre tu negocio. A continuación, te compartimos unas estrategias sencillas que puedes aplicar con una pequeña inversión de dinero (Entrepreneur, 2018):

  • Reparte volantes: esta es una muy buena estrategia para los nuevos negocios que buscan darse a conocer. Estos deben tener un muy buen diseño y una redacción profesional. Identifica lugares estratégicos para repartirlos.
  • Ofrece muestras gratis: de esta manera tus posibles clientes conocerán las características del producto, y si este es de su agrado, es posible que lo recomienden a otras personas.
  • Entrega descuentos: crea promociones especiales para tus primeros clientes, de esta manera podrás incrementar tu base de datos de clientes, con quienes tendrás un contacto posterior.
  • Asiste a encuentros de negocios: aprovecha ferias, exposiciones y eventos del mercado al que pertenece tu negocio, de esta manera podrás darte a conocer con los asistentes, además de crear conexiones con otros empresarios, posibles socios o inversionistas.
  • Usa las redes sociales: crea y administra los perfiles digitales de tu empresa. Allí podrás compartir contenido de tu producto, tips, tendencias, consejos, asesorías, etc.
  • Abre espacios de conversación: la mayoría de los clientes esperan encontrar en las marcas un aliado para sus gustos y necesidades, aprovecha esto para enlazar emocionalmente con ellos. Puedes usar fotos, tus redes sociales, charlas, en otras.
  • Gánate la confianza de tus clientes: asegura una relación de largo plazo con tu cliente, para esto debes ser transparente, sincero, flexible y debes tener intensión de ayudar.

Tom Wise (1999) asegura que las empresas fracasan por falta de clientes o por el mal manejo de las relaciones con ellos, esto se da principalmente por el desconocimiento que tiene la empresa de su consumidor.

Si tu objetivo es “meterte en la cabeza” del cliente, no puedes dejar de lado sus gustos, experiencias e intereses, para esto debes realizar investigaciones permanentes en diversos medios, además de crear conversaciones constantes con ellos.

Así mismo, debes construir un plan de competitividad y de crecimiento que permita la consolidación y el crecimiento de tu negocio, ya que en este plan se establecen las estrategias para competir, crecer y ganarse a los clientes.

Unas de las grandes falencias de las empresas es la falta de claridad con todos sus públicos, por lo que se deben establecer flujos de información sencillos y de rápida respuesta. En este aspecto, es importante comenzar por establecer medios de comunicación claros con los empleados de la empresa.

Recuerda que son ellos los embajadores de tu marca y la primera imagen que el cliente se lleva de tu empresa, por esto debes crear un clima y una cultura organizacional fuerte, en donde tus colaboradores se sientas agradecidos, felices y bien retribuidos. Aquí tienes una gran tarea: enamorar a tus empleados de tu producto y servicio.

Por último, queremos recomendarte que en todo momento seas sincero contigo, con tus empleados y con tus clientes. Lo que digas que vas a hacer, hazlo, y lo que prometas que vas cumplir, cúmplelo; de lo contrario, perderás credibilidad y por lo tanto, clientes.

Para crear estas estrategias y no caer en los errores que te hemos mencionado, te sugerimos construir un plan de negocio o un plan de marketing  en el que puedas organizar tus ideas y estructurar el paso a paso de cómo cumplirlos.

Si necesitas ayuda, no dudes en contactarte con nosotros.

 

Referencias:

Entrepreneur. (2018). 9 tips para conseguir a tus primeros clientes. Entrepreneur. Recuperado de https://www.entrepreneur.com/article/268828

Wise, Tom. (1999). Qué hacer realmente para atraer, deleitar y retener clientes. Granica: Argentina.