La mayoría de nosotros ha escuchado hablar de este término, ya que se ha vuelto algo popular en cada cosa que hacemos, pero ¿realmente sabemos qué es procrastinar? No te preocupes, en este artículo hablaremos de este tema y sus implicaciones en el ámbito laboral, además te daremos unos consejos que te ayudarán a afrontarlo.

Según Edith Aristizábal (Arrieta, 2012) procrastinar es el hábito que las personas poseen de posponer ciertas actividades, ocupaciones, tareas y situaciones que deben ser atendidas en un determinado momento, reemplazándolas por una menos importante pero más agradable.

Esto surge de la necesidad de hacer primero las cosas que nos producen placer o gusto, reemplazando aquellas que nos pueden causar dolor o malestar, llevándonos a usar el tiempo de manera incorrecta.

Algunas personas consideran que la procrastinación controlada es una buena herramienta para desarrollar la creatividad, permitiendo a la mente divagar, relacionar ideas y crear propuestas novedosas frente a ciertas situaciones.

Por otro lado, se dice que la procrastinación puede acarrear efectos negativos en las personas, si se tiene en cuenta que esto genera una excesiva preocupación por realizar las tareas, bloqueando las posibilidades de meditar sobre ellas con calma y obteniendo resultados no tan satisfactorios.

Al interior de las empresas, este hábito puede llevar a la disminución de la calidad de los productos o servicios, fallas en la fecha de entrega de proyectos, disminución de la productividad, entre otras causas.

De esta misma manera, los procrastinadores se caracterizan por ser personas que buscan distracciones activamente, prefieren no tomar responsabilidades muy pesadas y complican las cosas más sencillas (Villacis, s.f.).

Si has logrado identificar alguna cualidad de estas en ti o en tus colaboradores, te aconsejamos aplicar estos 20 consejos con los que dejarás de procrastinar (Arranz, 2017):

  1. Esfuérzate: si deseas terminar tus tareas y planes dentro de los tiempos que has estipulado, debes esforzarte en realizar las tareas, eliminando las distracciones y disfrutando cada actividad que realices.
  2. Anota tus prioridades: si piensas hacer muchas cosas al mismo tiempo, resultará en que no harás ninguna como se debe, así que construye una lista en la que aclares por dónde comenzarás y en donde jerarquices las tareas restantes.
  3. Sé realista: es importante que te plantees objetivos que sean viables en corto tiempo, en tu empresa, deberás aprender a delegar tareas en otros para lograr esos planes que deseas.
  4. No temas al fracaso: al ser empresario te enfrentas al miedo del fracaso y a equivocarte, pero recuerda que fallar te va a permitir establecer ideas más creativas y novedosas que te van a impulsar a mejorar muchos procesos en tu negocio.
  5. Planifica tus tareas: planificar no va a tener sentido sino organizas una lista de actividades para lograr lo que estás esperando lograr, de allí la importancia de dividir las labores en pequeñas tareas.
  6. Realiza las tareas con tiempo: no esperes a tener la hora y fecha de entrega encima para iniciar una tarea, en lo posible, date el tiempo para poder responder a cualquier imprevisto que se presente.
  7. Recuerda tus motivaciones: nunca olvides cuál es la visión y misión de tu negocio, esto te ayudará a estar enfocado en la razón de tu empresa.
  8. Reflexiona sobre tus actos: realiza una evaluación acerca de la manera en la que se están desarrollando los procesos en tu empresa, además de la manera en la que estás gestionando tu autocontrol.
  9. Recompensa el trabajo bien hecho: después de realizar una evaluación de tus progresos y los de tu personal, recompensa las acciones terminadas y los logros alcanzados, esto elevará la autoestima y la productividad laboral.
  10. Cuida los horarios de descanso: toma tiempos de descanso de calidad, no hacerlo llevará a que tú y tu equipo procrastinen más de lo debido.
  11. Abre espacios de diversión y esparcimiento en tus oficinas: dispón de espacios y tiempos de entretenimiento para que tus empleados puedan dispersar su mente y volver motivados a cumplir con sus tareas.
  12. Realiza pequeños descansos: el cansancio es una de las razones por las que las personas procrastinan en sus trabajos, así que establece tiempos de descanso entre las actividades del trabajo.
  13. Establece un horario regular para comer: esto te llevará a moverte un poco más dentro del espacio de trabajo, de esta manera podrás vencer el aburrimiento y te darás un tiempo para refrescar tus pensamientos.
  14. Ordena tu lugar de trabajo: invita a tus empleados a adquirir el hábito de colocar cada cosa en su sitio, de esta manera se despeja el espacio de trabajo, llevando a una mayor claridad mental.
  15. Quita las distracciones: identifica cuáles son tus distractores y elimínalos de tu espacio de trabajo.
  16. Cuida las relaciones sociales: intenta no despistarte tanto hablando con otras personas, esto te permitirá concentrarte, siendo más consciente de ti mismo.
  17. Silencia el móvil: para dejar de procastinar es primordial dejar el teléfono celular de lado, ya que este es una de las mayores fuentes de distracción.
  18. Encuentra tu propio método: busca estrategias para dejar de procrastinar, las cuales puedan llegar a ser efectivas contigo y con tus colaboradores.
  19. No te castigues por procrastinar: adopta una actitud positiva y no te juzgues por lo que no hiciste, por el contrario, permite que eso que sientes te motive a hacer las cosas con mayor motivación.
  20. Consulta a un profesional: si consideras que tu nivel de procrastinación es extremo, consulta a un profesional que te pueda ayudar a identificar la raíz de esta costumbre.Esto surge de la necesidad de hacer primero las cosas que nos producen placer o gusto, reemplazando aquellas que nos pueden causar dolor o malestar, llevándonos a usar el tiempo de manera incorrecta.Algunas personas consideran que la procrastinación controlada es una buena herramienta para desarrollar la creatividad, permitiendo a la mente divagar, relacionar ideas y crear propuestas novedosas frente a ciertas situaciones.

    Por otro lado, se dice que la procrastinación puede acarrear efectos negativos en las personas, si se tiene en cuenta que esto genera una excesiva preocupación por realizar las tareas, bloqueando las posibilidades de meditar sobre ellas con calma y obteniendo resultados no tan satisfactorios.

     

    Al interior de las empresas, este hábito puede llevar a la disminución de la calidad de los productos o servicios, fallas en la fecha de entrega de proyectos, disminución de la productividad, entre otras causas.

     

    De esta misma manera, los procrastinadores se caracterizan por ser personas que buscan distracciones activamente, prefieren no tomar responsabilidades muy pesadas y complican las cosas más sencillas (Villacis, s.f.).

     

    Si has logrado identificar alguna cualidad de estas en ti o en tus colaboradores, te aconsejamos aplicar estos 20 consejos con los que dejarás de procrastinar (Arranz, 2017):

     

    1. Esfuérzate: si deseas terminar tus tareas y planes dentro de los tiempos que has estipulado, debes esforzarte en realizar las tareas, eliminando las distracciones y disfrutando cada actividad que realices.
    2. Anota tus prioridades: si piensas hacer muchas cosas al mismo tiempo, resultará en que no harás ninguna como se debe, así que construye una lista en la que aclares por dónde comenzarás y en donde jerarquices las tareas restantes.
    3. Sé realista: es importante que te plantees objetivos que sean viables en corto tiempo, en tu empresa, deberás aprender a delegar tareas en otros para lograr esos planes que deseas.
    4. No temas al fracaso: al ser empresario te enfrentas al miedo del fracaso y a equivocarte, pero recuerda que fallar te va a permitir establecer ideas más creativas y novedosas que te van a impulsar a mejorar muchos procesos en tu negocio.
    5. Planifica tus tareas: planificar no va a tener sentido sino organizas una lista de actividades para lograr lo que estás esperando lograr, de allí la importancia de dividir las labores en pequeñas tareas.
    6. Realiza las tareas con tiempo: no esperes a tener la hora y fecha de entrega encima para iniciar una tarea, en lo posible, date el tiempo para poder responder a cualquier imprevisto que se presente.
    7. Recuerda tus motivaciones: nunca olvides cuál es la visión y misión de tu negocio, esto te ayudará a estar enfocado en la razón de tu empresa.
    8. Reflexiona sobre tus actos: realiza una evaluación acerca de la manera en la que se están desarrollando los procesos en tu empresa, además de la manera en la que estás gestionando tu autocontrol.
    9. Recompensa el trabajo bien hecho: después de realizar una evaluación de tus progresos y los de tu personal, recompensa las acciones terminadas y los logros alcanzados, esto elevará la autoestima y la productividad laboral.
    10. Cuida los horarios de descanso: toma tiempos de descanso de calidad, no hacerlo llevará a que tú y tu equipo procrastinen más de lo debido.
    11. Abre espacios de diversión y esparcimiento en tus oficinas: dispón de espacios y tiempos de entretenimiento para que tus empleados puedan dispersar su mente y volver motivados a cumplir con sus tareas.
    12. Realiza pequeños descansos: el cansancio es una de las razones por las que las personas procrastinan en sus trabajos, así que establece tiempos de descanso entre las actividades del trabajo.
    13. Establece un horario regular para comer: esto te llevará a moverte un poco más dentro del espacio de trabajo, de esta manera podrás vencer el aburrimiento y te darás un tiempo para refrescar tus pensamientos.
    14. Ordena tu lugar de trabajo: invita a tus empleados a adquirir el hábito de colocar cada cosa en su sitio, de esta manera se despeja el espacio de trabajo, llevando a una mayor claridad mental.
    15. Quita las distracciones: identifica cuáles son tus distractores y elimínalos de tu espacio de trabajo.
    16. Cuida las relaciones sociales: intenta no despistarte tanto hablando con otras personas, esto te permitirá concentrarte, siendo más consciente de ti mismo.
    17. Silencia el móvil: para dejar de procastinar es primordial dejar el teléfono celular de lado, ya que este es una de las mayores fuentes de distracción.
    18. Encuentra tu propio método: busca estrategias para dejar de procrastinar, las cuales puedan llegar a ser efectivas contigo y con tus colaboradores.
    19. No te castigues por procrastinar: adopta una actitud positiva y no te juzgues por lo que no hiciste, por el contrario, permite que eso que sientes te motive a hacer las cosas con mayor motivación.
    20. Consulta a un profesional: si consideras que tu nivel de procrastinación es extremo, consulta a un profesional que te pueda ayudar a identificar la raíz de esta costumbre.

Es importante entender que manejar la procrastinación, ya sea positiva o negativamente, puede afectar la productividad empresarial, ayudando a avanzar o retrasar las tareas, de aquí la importancia de poner fecha límite para cada actividad.

Y aunque en algunas ocasiones se confunda la procrastinación con el descanso, es necesario comprender que la procrastinación es dejar a un lado las tareas, mientras que el descanso consiste en separar un espacio de tiempo para el sueño, el ocio y el cambio de actividades.

Por último, recuerda que la productividad y la desmejora en los procesos empresariales no solo depende de los empleados y su relación con las tareas asignadas, también se debe a otros factores que deben ser identificados con tiempo para poder ser abordados y resueltos. Nosotros te asesoramos para que logres identificar y cambiar estos aspectos, pregúntanos cómo.

Referencias:

Arranz, Ainhoa. (2017). Procrastinar: ¿Eres un procrastinador? 20 consejos para dejar de aplazar tus ideas. Cognifit. Recuperado de https://blog.cognifit.com/es/procrastinar/

Arrieta, Diana. (2012). Procrastinación, un vicio en contra de la productividad. La Republica. Recuperado de https://www.larepublica.co/alta-gerencia/procrastinacion-un-vicio-en-contra-de-la-productividad-2011408

Villacis, Pablo. (s.f.) Procrastinación: ¿Qué es y cómo erradicarla de tu empresa? Evaluar [Blog]. Recuperado de procrastinacion-que-es-y-como-erradicarla-del-clima-laboral-de-tu-empresa