Generar ideas creativas suele ser un proceso complejo, ya que no hay estructuras concretas, ni desarrollos estáticos que guíen a las personas a desarrollar productos, presentar iniciativas o poner en práctica un proyecto.

Este proceso debe partir de la existencia de un problema, la necesidad de un mercado, alguna situación que resulte de interés o una preocupación a la que se deba dar solución.

Y aunque pareciera que ser creativo e innovador es una cualidad de pocos, todos podemos ejercitar nuestro pensamiento creativo de diversas maneras, fortaleciendo y estimulando nuestros pensamientos en pos de un objetivo.

“La creatividad es un diálogo entre hechos y fantasía, entre lo real y lo posible, entre lo que es y lo que podría ser” (Landau, 1987).

Actualmente, existen diversas técnicas para la generación de ideas, las cuales son aplicables de acuerdo con las condiciones y características de cada empresa o proyecto. Aquí te recomendamos algunas de ellas:

  1. Los mapas mentales:

Esta técnica consiste en plantear ideas y organizarlas en un papel o tablero, haciendo un mapa con las relaciones entre todas las ideas. Se aplica tomando conceptos de forma aislada y organizándolas sobre el papel o tablero a manera de mapa.

Esta facilita la solución de problemas planteados que parecieran imposibles, por lo que esta ayuda a descartar y ordenar ideas, para seleccionar solo las que aporten soluciones posibles y viables.

  1. Escenarios futuros:

Para esta técnica se requiere identificar las fuerzas que pueden impactar el problema o la necesidad que queremos abordar (económicas, tecnológicas, líneas de producto, competencia, etc.) a partir de allí, se levantan cuatro o cinco escenarios futuros sustentados en las fuerzas previamente identificadas. Luego se construyen historias o narraciones entorno a estos escenarios.

Esta técnica funciona muy bien cuando se están buscando oportunidades de desarrollar nuevos negocios en cada escenario.

  1. Buscar ideas en otros escenarios:

Esta herramienta pretende dar la solución a un problema o plantear nuevas ideas a través de la identificación de acontecimientos parecidos que se den en otros escenarios, como puede ser en la misma naturaleza.

  1. Analogía y provocaciones:

Esta técnica consiste en hacer comparaciones entre elementos independientes que no están relacionados en absoluto con el problema o necesidad que queremos satisfacer, esta técnica aumenta las posibilidades de ver el problema en otro contexto y salirse de las ideas tradicionales.

Para el inicio de la actividad se puede identificar las ideas y a partir de allí forzar las conexiones entre las mismas.

  1. Método Scamper:

Esta técnica consiste en listar una serie de preguntas que provocan en los involucrados la generación de ideas.

La técnica funciona estableciendo inicialmente el problema o necesidad que queremos resolver, luego estableciendo las preguntas relacionadas con SCAMPER:

  • S ¿sustituir?
  • C ¿combinar?
  • A ¿adaptar?
  • M ¿modificar?
  • P ¿utilizarlo para otros usos?
  • E ¿emilinar o reducir al mínimo?
  • R ¿reordenar? = ¿Invertir?.

En términos generales, es someter a una serie de interrogantes el problema o necesidad, con el objetivo de identificar nuevas ideas o puntos de vista. Las preguntas a utilizar deben estar relacionadas con la búsqueda de sustituciones, combinaciones, adaptaciones, modificaciones, otros usos, eliminaciones, reducciones o posibles reordenaciones.

  1. Brainstorming:

Es la técnica más utilizada y permite la generación de ideas, esta técnica puede ir asociada a otras y es muy fácil de implementar.

La lluvia o tormenta de ideas, es un método de creación de ideas mediante actividades grupales y es ampliamente aplicado en casos que requiere la identificación de problemas y el planteamiento de sus alternativas de solución o la presentación de oportunidades de mejora.

Este método fue desarrollado por Alex F. Osborne en 1941 cuando, al momento de buscar ideas creativas, dio origen a un proceso grupal no estructurado de “Tormenta de ideas” del cual germinaron nuevas iniciativas de una forma más prolífera que si las personas las hubieran trabajado de forma individual.

  1. El arte de preguntar:

Esta metodología promueve la generación de preguntas sucesivas del ¿cómo?, respondemos y volvemos a preguntarnos ¿cómo?

Los aspectos lúdicos de las diversas técnicas ayudan a esquivar los caminos lógicos y lineales, muy necesarios en otras circunstancias, pero no los mejores a la hora de encontrar ideas innovadoras.

  1. Los seis sombreros para pensar:

Se trata de un sistema que de forma deliberada aprovecha los diferentes patrones de pensamiento y razonamiento de la mente humana, y lo hace de manera que crea tiempo y espacio para la creatividad.

Los seis sombreros son de tipo metafórico y un pensador tiene la opción de ponérselos o quitárselos. Cada uno de estos sombreros indica el tipo de pensamiento que se está usando. El hecho de ponérselos o quitárselos forma una parte esencial del sistema. Sus colores son blanco, rojo, verde, negro, amarillo y azul, cada uno de ellos con un significado y valor específico.

  1. Asociación libre y asociación creativa:

La asociación de ideas es uno de los bloques edificativos más básicos de la creatividad individual y de la creatividad en grupo. En la asociación creativa, se hace una asociación libre con la finalidad de sacar a la superficie los diversos patrones y relaciones que rodean a un tema y que se derivan de éste, poniendo así al descubierto otras ideas relacionadas a lo largo del camino.

Este enfoque se beneficia por la tendencia de la mente a producir ideas y a recuperar recuerdos en grupos, con base en los patrones que los vinculan. Dos de sus variantes son las asociaciones y analogías de palabras y la antisolución.

Como ya lo hemos mencionado antes, todas estas herramientas estimulan la creatividad y funcionan como un entrenamiento mental. Esto no te asegura el éxito pero si ayuda a alzanzar objetivos de manera novedosa.

Si quieres aprender más de este tema, además de comenzar a ejecutar todo lo que necesitas para crear y desarrollar ideas que tengan un alto potencial de innovación, te invitamos a participar de nuestro workshop online sobre ideacción, en el que aprenderás a: conformar equipos de trabajo de alto compromiso, formas de empatiza con los usuarios, identificar desafíos de un idea innovadores, comunicar de manera acertada, aplicar técnicas de creatividad y construir un elevator pitch.

Inscríbete haciendo clic aquí.

Referencias:

Formación especializada. (s.f.). Manual de apoyo, técnicas y herramienta para la creatividad. Clase virtual Formación especializada CIMD.

Landau E (1987). El vivir creativo: Teoría y Práctica de la creatividad. Barcelona: Herder.