Una idea innovadora nace de un factor común, todas comenzaron identificando y resolviendo algún desafío o dificultad que presentaba la sociedad, o por lo menos, buena parte de ella. Por ejemplo, la idea de Facebook surgió de la necesidad de facilitar que los estudiantes universitarios, pudieran establecer amistades en el campus.

Toda empresa sin importar su tamaño actual, sea grande, mediana o pequeña, y que ha tenido éxito, tuvo que haber comenzado desde la concepción de una idea.

¡El punto de partida de todo gran negocio es una necesidad!

Muchas de las ideas innovadoras de negocio, con un amplio potencial de demanda, suelen llegar a la mente de los emprendedores cuando ellos mismos sufren la necesidad o problemática en su propia vida cotidiana, dándose  cuenta de que podrían llenar un vacío, hacer un producto nuevo o existente pero más eficiente y conveniente.

Grandes ideas innovadoras de negocios están a tu alrededor. Sólo tienes que abrirte a las posibilidades. Para realizar la búsqueda de esa idea que te va a llevar a emprender te vamos a dar una lista de cinco métodos sencillos que pueden ayudarte a identificar ideas de negocio, de forma que comiences este proceso con el pie derecho. Veamos:

1.Haz una lista de todas las cosas que te molesten

Puede que no suene profundo, pero este es un terreno muy fértil para grandes ideas de negocios. Por ejemplo, en la década de los 50 el empresario Kemmons Wilson se molestó con el propietario de un Hotel porque quería cobrarle un precio adicional y exagerado por cada uno de sus cinco hijos por pasar una noche en el hotel. Pues vean, tal fue su sentimiento y experiencia que lanzó la cadena de hoteles Holiday Inn que actualmente está en varios países del mundo.

2. Analiza tus intereses

Miles de personas han tomado sus hobbies-pasatiempos y los han convertido en un negocio exitoso. Por ejemplo, Tim y Nina Zagat, quienes lanzaron el Zagat Surveys, un imperio editorial que vende guías de restaurantes para muchas ciudades importantes de Estados Unidos y Europa, son excelentes ejemplos.

A principios de la década de 1970, ellos eran una pareja de abogados corporativos de alto precio cuya pasión era salir a cenar. Por diversión, crearon un boletín de noticias, tipo blog, en el cual pedían a sus amigos que clasificaran restaurantes populares en varias categorías.

Cada año, el boletín abarcaba más restaurantes. Con el tiempo se convirtió en una empresa tan valiosa y reconocida que la pareja comenzó a cobrar dinero para disipar sus gastos.

Ese fue el comienzo de la famosa encuesta Zagat, que se vende en librerías de todo el mundo. Pues así como dice el dicho “Cuando haces algo que amas, nunca se considera trabajo”.

3. Escucha a tus amigos

Los expertos en emprendimiento dicen que nos estamos limitando severamente si confiamos solamente en nuestras propias ideas, experiencias, necesidades y problemas, especialmente cuando nuestras fuentes de creatividad se agotan. Así que escuchar a nuestras personas cercanas es una buena idea para dar un primer paso.

4.Viaja

Viajar abre tus ojos a un amplio abanico de ideas de negocio potenciales. Podemos tomar como ejemplo el encuentro de Leopoldo Fernández Pujals con Domino’s Pizza en un viaje a Estados Unidos desde su país natal España. Pujals quedó tan impresionado con la operación de comida rápida que volvió a España y lanzó su propia versión, llamada TelePizza, en 1986. Su compañía ahora registra más de 13,000 personas empleadas en ocho países.

5.Mejora conceptos

Si un producto no cumple con tus propios estándares de excelencia o calidad, crea uno mejor. Tomemos por ejemplo la empresa Uber. Los creadores de esta plataforma vieron que había forma de mejorar el servicio de taxis y lo hicieron, sin ni siquiera tener la necesidad de comprar un vehículo ellos mismos.

Si te gustó este tema, te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.