El perfil del consumidor en pleno siglo XXI ha cambiado trascendentalmente de un consumidor pasivo a un consumidor proactivo. Las nuevas tecnologías han convertido a los consumidores actuales en agentes activos que se generan en la sociedad globalizada y de este surge el prosumidor, que se da de una relación productor-consumidor.

La interacción empresa-consumidor, da paso a que el consumidor se convierta en profesional y productor, transformándose en un agente influyente en la decisión de otros consumidores, a la hora de saber qué producto o servicio adquirir e incluso también, para que la empresa reconsidere cambios dentro de la organización a nivel productivo; así poco a poco el consumidor actual va moldeando el mercado para que se ajuste a sus demandas.

Existe un patrón generalizado entre los consumidores, que sin ser universal puede dar pie para reconocer cómo es el consumidor actual (Revista Énfasis, 2011):

  1. Consumidor ecológico: los consumidores ahora buscan más productos orgánicos o que puedan ser reciclados y tengan un bajo impacto en el entorno. Buscan productos que sean biodegradables, amigables y aún más que sean verdes.
  2. Consumidor saludable: ahora buscan más que sus productos les genere bienestar y cuidado personal, ajustándose al ámbito de salud física, bajo en colesterol y de belleza.
  3. Consumidor conectado: gracias al ritmo acelerado en esta sociedad globalizada, los consumidores buscan conseguir las cosas por vía virtual, así que la empresa que no esté en internet pierde visibilidad de manera significativa.
  4. Consumidor informado: los consumidores ahora son más escépticos a la publicidad y buscan consejos externos, que los asesoren acerca de la calidad de los productos o de si estos si pueden satisfacer los requerimientos que están

Un estudio realizado en Bogotá por eCommerce (2016), arrojó que el 87% de los consumidores digitales utiliza la web como primera fuente de información antes de comprar un producto.

El internet se ha convertido en el mejor aliado para el consumidor actual, ya que este ha pasado a ser como un “centro comercial” permanente, que le brinda variados beneficios como poder buscar lo que quiere a la hora que quiere, desde la comodidad de su casa, sin hacer filas, ni estar atascado en un tráfico; además que le da la opción de comparar los productos y servicios y así, determinar cuál cumple con sus requerimientos.

El perfil del consumidor en el siglo XXI requiere de empresas actualizadas y dispuestas al cambio, en la Corporación Industrial Minuto de Dios contamos con servicios de formación especializada para que te capacites en atraer y retener a tus clientes potenciales.

 perfil del consumidor actual, Consumidor moderno

 

 

Referencias:

Escuela de Negocios. (s.f.). ¿Cómo es el consumidor del siglo XXI? EAE Business School. Recuperado de https://www.eaeprogramas.es/empresa-familiar/como-es-el-consumidor-del-siglo-xxi

Matesa, Daniel. (2018). Comportamiento del consumidor, perfil y características. Recuperado de https://www.expertosnegociosonline.com/comportamiento-consumidor-online/

Revista Logística. (2011). El perfil del consumidor del siglo XXI. É Revista Logística. Recuperado de http://www.logisticamx.enfasis.com/notas/20374-el-perfil-del-consumidor-del-siglo-xxi

Escrito por Laura Jiménez.