La industria 4.0, también conocida como la cuarta revolución industrial, está cambiando la forma en la que consumimos y usamos los recursos, por lo que nos sentimos obligados a hablar de la relación de esta con el medio ambiente.

Su evolución se ha dado con el paso del tiempo. Hacia 1784 se hablaba de la industria 1.0 haciendo referencia a la aparición de la mecanización impulsados por agua y energía de vapor. En 1870 comenzó la industria 2.0, caracterizada por la producción en masa, lograda gracias al concepto de división de tareas y el uso de energía eléctrica.

Posteriormente, surgió la industria 3.0, la cual se basada en el uso de la electrónica y la informática para promover la producción automatizada; esta evolucionó hasta llegar a lo que hoy se considera la cuarta revolución industrial, reconocida por sistemas físicos cibernéticos, internet de las cosas, las redes y el mejoramiento de los procesos (interempresas, 2017).

Lo que se intenta es avanzar en las técnicas de producción y operación de tecnología inteligentes que se integren a las organizaciones, personas y recursos de la manera más adecuada.

“Esta Industria 4.0 implica la incorporación de las nuevas tecnologías (Big data y análisis de datos, Cloud Computing, ciberseguridad, robótica, internet de las cosas, simulación y prototipado, realidad aumentada, etc.) a la industria “tradicional”. Las mencionadas tecnologías permiten la hibridación entre el mundo físico y el digital, es decir, posibilitan la vinculación de aquél (dispositivos, materiales, productos, maquinaria e instalaciones) a éste (sistemas). Esta conexión permite que dispositivos y sistemas colaboren entre ellos y con otros para crear una industria inteligente)” (Álvarez, 2017).

Todos estos procesos se logran a través de la integración del mundo físico con lo digital de la siguiente manera (Deloitte, s.f.):

  • Del mundo físico al digital: se captura la información del mundo físico y se crea un registro digital de la misma.
  • Del digital al digital: aquí la información de comparte y se interpreta utilizando analítica avanzada, análisis de escenarios e inteligencia artificial para descubrir información relevante.
  • Del mundo digital al físico: se aplican algoritmos para traducir las decisiones del mundo digital a datos efectivos, estimulando acciones y cambios en el mundo físico.

Es importante entender esto, ya que la industria 4.0 no solo afecta los procesos de fabricación, sino que también tiene que ver con el medio ambiente, el desarrollo de la sociedad, el crecimiento de los ingresos, la transformación de los productos, los movimientos del mercado y la forma de consumo.

Expertos aseguran que esta industria trae impactos que se pueden sentir en diferentes ámbitos:

  • Organizaciones: estas necesitan deben tener capacidad de ajustarse y aprender de los datos en tiempo real, por lo que tienen que ser más receptivas, proactivas y predictivas.
  • Individuos: la industrias 4.0 pueden han ocasionado cambios en la manera en la que el trabajo se realiza, en la que se consume, en la personalización de lo productos que satisfacen sus necesidades.
  • Medio ambiente: teniendo en cuenta que esta industria se basa en la producción desmedida de productos y servicios, el ecosistema se ve afectado por las tecnologías, el consumo desmedido de recursos y el impacto que esto genera en el ambiente.

Industria 4.0 tecnología, Sostenimiento ambiental, Internet de las cosas

En este último aspecto es en el que queremos centrar nuestra atención. Por un lado están los que creen que esta industria es altamente contaminante, afectando los recursos naturales, el manejo de residuos y la contaminación ambiental, mientras que otros creen que el uso de la tecnología ayudará a mejorar los impactos provocados por la contaminación y el cambio climático.

Lo bueno es que sin importar la postura, hoy en día las personas y las empresas son cada vez más conscientes del cuidado de los recursos con lo que contamos, debido a esto se han implementado acciones tecnológicas pensadas en sostenibilidad ambiental, lo cual es posible gracias a la implementación de (Ekos, 2018):

  • Sistemas de gestión energética (SGE) que controlan el gasto energético de la planta a través de sensores y del análisis de los datos.
  • Optimización de procesos industriales donde el uso de la TIC permite la flexibilidad de producción según la demanda, avanzando hacia una industria inteligente al servicio de los consumidores.
  • Mantenimiento predictivo de la maquinaria, ya que estas prevén daños en la maquinaria, facilitando el diseño de planes de mantenimiento más eficientes, que contribuyen a la disminución de costo y la reducción de consumo de productos.
  • Fuentes de energía renovables, teniendo en cuenta que las industrias tienen la capacidad de generar su propia fuente de energía, contribuyendo al ahorro de energía y la reducción de la huella de carbono.

Se espera que todas lo que se haga desde las industrias finalmente tenga como objetivo aportar al autosostenimiento de los ambientes, además de generar acciones que promuevan la medición, prevención y corrección de daños ambiental al agua, el aire y el suelo, así como los problemas relacionados con los desechos, el ruido y los ecosistemas.

Sumado a esto, surge la necesidad de elaborar tecnologías, procesos, productos y servicios limpios que reduzcan el riesgo ambiental y minimicen la contaminación y la utilización de materiales que dañen el medio ambiente.

Por tanto, está en cada empresa y en las personas hacer uso racional de la tecnología, de lo que se consume, se usa y se produce. Es una tarea global entender cómo funciona nuestro sistema para así aportar a él.

 

Referencias:

Álvarez, Henar. (2017). La oportunidad para los empleos verdes con la revolución industrial 4.0. Bollettinoadap.it. Recuperado de http://www.bollettinoadapt.it/la-oportunidad-para-los-empleos-verdes-con-la-revolucion-industrial-4-0/

Deloitte. (s.f.). ¿Qué es la industria 4.0? Deloitte. Recuperado de https://www2.deloitte.com/es/es/pages/manufacturing/articles/que-es-la-industria-4.0.html

Ekos. (2018). Beneficiar al medio ambiente, un compromiso de la Industria 4.0. Ekos. Recuperado de http://www.ekosnegocios.com/negocios/verArticuloContenido.aspx?idArt=10266

Interempresas. (2017). Industria 4.0, ¿revolución o evolución? Interempresas.net. Recuperado de http://www.interempresas.net/Robotica/Articulos/194146-Industria-40-revolucion-o-evolucion.html