Además de una fuente de productividad empresarial, la robótica es una forma de desarrollar las habilidades de los niños de una forma pedagógica, así es: robótica para niños. Todos los niños nacen siendo unos grandes exploradores e ingenieros, queriendo conocer el mundo circundante y entender el funcionamiento de los artefactos con los que interactúan a diario; sin embargo, llegan las diferentes etapas propuestas por el modelo tradicional de educación y van perdiendo algunas capacidades creativas y de imaginación que poseían en el inicio de sus años.

Estos estereotipos educativos han ido mutando con las nuevas tecnologías, adoptando modelos que pueden desarrollar nuevas habilidades en los chicos o mantener y afianzar aquellas en la que ya se destacan.

Este desarrollo crítico no solo ayuda a potenciar habilidades en matemáticas, ingeniería, geometría, ciencia o tecnología, sino también en procesos de filosofía, arte abstracto, literatura, lo cual incrementa las posibilidades de entender con mayor fluidez los conceptos que en su proceso académico va a encontrar, y una vez en la universidad generará resultados valiosos a la hora de crear proyectos reales para solucionar problemas reales.

El debate sobre incluir la robótica dentro del plan de estudios de los niños y jóvenes en los colegios aún está sobre la mesa, y se tiene en cuenta que las últimas generaciones son nativos digitales que pueden integrar con facilidad la lógica que representa un código de programación y su aplicación en la vida ordinaria.

Por otro lado, no todos los estudiantes tienen las mismas habilidades y destrezas, pero esto generaría trabajo en grupos interdisciplinares, que tengan diferentes características y nutran el proyecto.

Las aulas del futuro, en lugar de centrarse en la memorización, se plantean como la superación diaria de retos y proyectos en base a las distintas capacidades de los alumnos. La robótica para niños es perfecta para complementar la enseñanza clásica, aunque de momento sigue siendo una actividad extraescolar, debido a las ventajas y beneficios que aporta a los alumnos (Martínez, 2017).

Tenemos la tarea de explicarles a esa nueva generación cómo funcionan lo botones que usan a diario en los dispositivos móviles, cómo funciona la tecnología que cada vez está más presente en nuestros entornos.

Los beneficios para implementar estas nuevas modalidades educativas son amplias y positivas a la hora de experimentar resultados, algunas de las virtudes que tiene la robótica en niños y niñas pueden ser:

  1. Generar proactividad en los chicos a la hora de empezar un proyecto de robótica y que sean autónomos en sus procesos.
  2. Mejorar la autoestima y de esta forma acrecentar la confianza en sus proyectos.
  3. Desarrollar la intuición científica y la creatividad.
  4. Desarrollar habilidades de lectura, escritura, resolución de problemas matemáticos y geométricos.
  5. Disminuir la frustración y aumentar la tolerancia a los fracasos, lo cual los convierte en sujetos capaces de apreciar sus propios logros.

Invertir en una educación integral para los más jóvenes, no excluye actividades extracurriculares académicas, y la robótica hará que se diviertan y desarrollen capacidades que más adelante le servirán como motor de realización personal, pero también hará crecer al país en materia de investigación, innovación y proyectos de ciencia y tecnología.

Robótica Junior del Centro i3 es una oportunidad que encontramos para generar proyectos educativos, con miras a fomentar y reinventar un nuevo paisaje tecnológico en el país, y encontrar soluciones integrales a problemáticas sociales.

 

Referencias:

Martínez, Marcos (2017). Robótica para niños: ¿Qué ventajas y beneficios les aporta? Revista Noobot. Recuperado de: https://www.nobbot.com/personas/ventajas-beneficios-robotica-ninos/

Guía infantil (2016). Qué beneficios que aporta la robótica a los niños. Recuperado de: https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/aprendizaje/que-beneficios-que-aporta-la-robotica-a-los-ninos/