La sostenibilidad empresarial es más que un concepto que ha tomado fuerza en los últimos años, es un estilo de gobierno organizacional que fomenta el equilibrio entre lo económico, social y ambiental.

En Colombia, las empresas sostenibles se consideran como aquellas que ofertan bienes o servicios que generan impactos ambientales positivos, incorporando buenas prácticas económicas, sociales y ambientales con enfoque de ciclo de vida, contribuyendo a la conservación del ambiente como capital natural que soporta el desarrollo del territorio (Plan Nacional de Negocios Verdes, tomado de El Espectador, 2017).

También se consideran sostenibles todas aquellas empresas o ideas que, aunque su razón de ser no esté relacionada con el cuidado del medio ambiente y su relación con el entorno, realizan acciones que benefician al medio ambiente y las comunidades circundantes a su quehacer.

Hay que aclarar que esto no consiste en hacer obras caritativas, trata de realizar acciones empresariales que ayuden a la preservación del medio ambiente y mejoren el estilo de vida de las comunidades que rodean la empresa, por lo que hay una oportunidad de ayudar y de generar más riquezas.

Algunas de las grandes empresas han implementado tecnología que conllevan al uso de luz natural, ahorro del agua, manejo de aire acondicionado y al uso de residuos. En el aspecto social han diseñado programas de bienestar para las comunidades, talleres de empleabilidad, construcción de escuelas, entre otras.

Esto sumado a que dentro de su estrategia y actividades de sostenibilidad empresarial, las empresas que han entendido la importancia de esta cultura, por lo que implementan acciones como el teletrabajo, incentivan a los empleados a que usen bicicleta, carro compartido y transporte público para ir a trabajar.

Por otro lado, los consumidores se preocupan por comprar productos que aporten a la reducción de los niveles de contaminación, por lo que al adquirirlos sienten que están contribuyendo directamente con el ecosistema.

Para que esto sea realmente efectivo, es importante diseñar programas de Responsabilidad Social Corporativa [RSC], ya que no solo aporta a esto, sino que mejora la imagen de la empresa, implica a los colaboradores en estas acciones, incorpora valor a la empresa y fideliza a los clientes al sentirse identificados con esta visión (Hernández, 2018).

Teniendo en cuenta las características y la importancia del desarrollo sostenible para las empresas, te compartimos algunos beneficios que puedes obtener de implementar estas acciones (Gómez, 2016 & Vizion, 2017):

  • Genera una buena reputación: esto ayuda a generar una buena imagen de marca al estar ayudando a los demás.
  • Ahorra costos: tener un negocio sostenible optimiza los recursos, disminuyendo gastos en energía, papel, tinta de impresoras, etc.
  • Recibe exenciones fiscales: al realizar acciones de sostenibilidad, las empresas pueden ser exentas de impuestos relacionados con el manejo de residuos y demás.
  • Facilita el acceso a nuevos mercados: muchas entidades abren convocatorias y concursos para empresas sostenibles.
  • Mejora el clima laboral: los trabajadores suelen comprometerse y sentirse identificados con acciones socialmente solidarias.
  • Hay oportunidad de ayudar: se pueden diseñar programas que apoyen a las comunidades más vulnerables, que como lo hemos mencionado, esto es bien visto por todos los públicos.
  • Se producen más ingresos: esto gracias a que se aprovechan otro tipo de recursos y materiales más económicos, adicionalmente, a que los consumidores compran más a este tipo de empresas.

Se debe comprender que ser sostenible es desarrollar tu negocio teniendo en cuenta los impactos medioambientales y sociales que generan cada acción que realizas, de allí la importancia de ser consciente de la manera en la que se desarrollan los productos y la manera en que las comunidades lo perciben.

Y aunque este es un tema de poco interés para los empresarios, se le debe dar la importancia necesaria, no solo por lo beneficios que otorga, sino por la posibilidad de generar mejores oportunidades para el medio ambiente y para las comunidades.

 

Entorno empresarial, Importancia del desarrollo sostenible, Desarrollo sustentable,

Referencia:

El espectador. (2017). ¿Por qué es importante tener un negocio sostenible? El espectador. Recuperado de https://www.elespectador.com/es-el-momento-de-los-que-transforman/economia/por-que-es-importante-tener-un-negocio-sostenible-articulo-719871

Gómez, Edith. (2016). Seis ventajas que tiene convertir tu negocio en una empresa sostenible. Diario responsable. Recuperado de https://diarioresponsable.com/opinion/23966-seis-ventajas-que-tiene-convertir-tu-negocio-en-una-empresa-sostenible

Hernández. (2018). La importancia de la responsabilidad social en las empresas. Identidad organizacional. Recuperado de http://identidadorganizacional.com/2018/noticias/la-importancia-de-la-responsabilidad-social-en-las-empresas/

Vizion 360. (2017). ¿Qué es la sostenibilidad empresarial y por qué es importante? Vizion 360. Recuperado de http://vizion360.xyz/que-es-la-sostenibilidad-empresarial-y-por-que-es-importante/