El gran espectro de posibilidades que brinda la impresión en 3D, es su atractivo en todo el mundo, y la razón por la cual se hacen cada vez más estudios para que sus impresiones sean más económicas, resistentes y prácticas. Es nuestro deber como investigadores hablar sobre su aplicación en procesos industriales.

Las industrias día a día buscan posibilidades para mejorar sus procesos, disminuir costos y ser más productivas. Con la llegada de las impresoras 3D se dibujó un panorama muy amplio para la automatización y la facilitación de procesos, y aunque todavía la materia prima y el proceso de esta tecnología son altamente costosos, se pronostica que será la herramienta industrial más utilizada, la mano derecha en las plantas de producción.

“La tecnología de sintetización por láser se utiliza en múltiples industrias como la aeroespacial, la automotriz, la médica… y cada día abre la puerta a más desarrollos como los robots, drones, herramientas, prótesis y más. Uno de sus grandes aportes es facilitar el prototipado rápido, al evitar equivocaciones o prediseñar piezas de prueba antes de crear grandes series mediante inyección por moldeo” (3D natives, 2017).

Hablemos de los usos más prácticos en los procesos industriales:

  1. Biomédica:

Unos de los usos más impactantes e innovadores que la industria le ha dado recientemente a las impresoras 3D son los modelos biomédicos; implantes para el cuerpo humano, prótesis de diferentes extremidades y el más criticado por la comisión ética: la modelación con células madre, para crear órganos funcionales para trasplantes médicos reales.

Si bien estos últimos pueden generar un avance importante en temas médicos, también podría ser un peligro bioético alrededor del mundo; sin embargo, en caso de ser una realidad económica y operativamente asequible pueden salvar la vida de muchas personas.

  1. Construcción:

Sin necesidad de moldes, poca mano de obra y la construcción de piezas en poco tiempo, hoy se pueden desarrollar piezas para construir toda clase de estructuras como viviendas e incluso puentes de fácil ensamblaje y alta duración.

Al optimizarse el desperdicio de materiales se pueden ahorrar recursos económicos y permite más versatilidad en diseños para interiores y exteriores. Estos avances representan un desarrollo en cuanto a innovación social que puede incluso prevenir desastres naturales o ayudar a la reparación de ciudades completas que se pierden por esta causa.

  1. Confección:

La confección de ropa con medidas exactas o piezas únicas podría revolucionar la industria de la moda, pero también sería un avance social al poderse construir prendas de vestir a bajo costo para ser usado por personas de bajos recursos y que pueda disminuir los índices de contaminación que genera la industria textil en el mundo.

  1. Arquitectura:

La impresión 3D puede generar grandes detalles en las maquetas arquitectónicas, dando así una visión más real y allegada a lo que será la construcción real que se esté planeando, además se construye en menos tiempo y ahorra recursos de producción.

El futuro de la construcción y la modelación de objetos prácticos para la vida cotidiana está a la vuelta de la esquina, estos avances caminan a pasos agigantados y pueden estar dando resultados óptimos en poco tiempo para generar más productividad en procesos industriales.

Referencias: 

3D Natives. (2017). Beneficios de una impresora 3D SLS en la industria. Recuperado de https://www.3dnatives.com/es/beneficios-impresora-3d-sls-231120172/

Somos Maker. (2017). 10 usos prácticos que no sabías sobre impresión 3D. Recuperado de https://somosmaker.com/10-usos-practicos-no-sabias-impresion-3d/

Impresiontresde. (2017). ¿Cuál es el papel de las fábricas de impresión 3D en la industria 4.0? Recuperado de https://impresiontresde.com/fabricas-de-impresion-3d-industria-4-0/

Argos. (2017). La construcción con impresoras 3D. Recuperado de http://grandesrealidades.argos.co/la-construccion-impresoras-3d/