El concepto de lean manufacturing es “una filosofía/sistema de gestión sobre cómo operar un negocio basada en las personas” (Melter-Mx, 2017), es decir, es la forma en la cual una empresa analiza su valor agregado en la producción y en la manufactura e identifica los tipos de desperdicios que se observan en ella. Estos entendidos como aquellos procesos o actividades que usan más recursos de los necesarios y presentan daños en el sistema de producción. En general se identifican 7 desperdicios que te describimos a continuación.

1. Sobre-producción.

Es identificada como la causa de la mayoría de los otros desperdicios y se define como el procesamiento de artículos en mayor cantidad que las requeridas por el cliente, producir más de lo demandado o producir algo antes de que sea necesario.

Las principales causas de la sobre-producción son:

  • Una lógica “just in case”: producir más de lo necesario “por si acaso”.
  • Hacer un mal uso de la automatización y dejar que las máquinas trabajen al máximo de su capacidad.
  • Una mala planificación de la producción.
  • Una distribución de la producción mal equilibrada en el tiempo.

2. Tiempo de espera.

Se refiere al tiempo durante el proceso productivo en el que no se añade valor, es decir, es el tiempo perdido en el que operarios y clientes esperan por información, hay averías de máquinas, material, etc.  “En términos fabriles estaríamos hablando de los citados cuellos de botella, donde se genera una espera en el proceso productivo debido a que una fase va más rápida que la que le sigue, con lo cual el material llega a la siguiente etapa antes de que se la pueda procesar” (Menéndez, 2014).

Las causas de la espera pueden ser:

  • Mal uso de la automatización: donde las máquinas trabajan y el operador está a su servicio cuando debería ser lo contrario.
  • Proceso desequilibrado: cuando una parte de un proceso corre más rápido que otra.
  • Mantenimiento no planeado: donde se obligue a parar la producción para arreglar o limpiar el daño.
  • Largo tiempo de arranque del proceso.
  • Mala planificación de la producción.
  • Mala gestión de las compras o mala sincronía con los proveedores.
  • Problemas de calidad en los procesos anteriores.

3. Transporte.

Todo tipo de movimiento innecesario de productos y materias primas debe ser minimizado porque se trata de un desperdicio que no aporta valor añadido al producto. El transporte cuesta dinero, equipos, combustible y mano de obra, además de que aumenta los plazos de entrega del producto.

Igualmente se debe considerar que el movimiento de un material o de productos es arriesgado ya que pueden ser dañados, para evitar esto se debe asegurar el producto para su transporte, lo cual requiere mano de obra y materiales. También es posible ubicar el material en un espacio inadecuado de forma temporal, por lo cual se debe volver a mover en poco tiempo, lo que ocasiona usar nuevamente mano de obra y otros costos innecesarios. El transporte de material puede ser causado por:

  • Mala distribución en la planta.
  • El producto no fluye cotidianamente.
  • Grandes lotes de producción, largos tiempos de suministro y grandes áreas de almacenamiento.

4. Sobre-procesamiento o procesos inapropiados.

“La optimización de los procesos y revisión constante del mismo es fundamental para reducir fases que pueden ser innecesarias al haber mejorado el proceso” (Menéndez, 2014). Realizar trabajo extra sobre un producto es un desperdicio difícil de detectar ya que muchas veces el responsable de este no sabe que lo está haciendo. Se resume en tomar pasos innecesarios para procesar artículos y proveer niveles de calidad más altos que los requeridos por el cliente.

Las posibles causas de estas pérdidas son:

  • Una lógica “just in case”, hacer algo por si acaso.
  • Un cambio en el producto sin que exista un cambio en el proceso.
  • Falta de claridad en los requerimientos del cliente.
  • Mala comunicación.
  • Aprobaciones o supervisiones innecesarias.
  • Información excesiva que haga hacer copias extras.

5. Inventarios innecesarios.

Es el excesivo almacenamiento de materia prima, productos en proceso o productos terminados dentro de la planta que no agrega ningún valor al cliente, muchas empresas utilizan el inventario para minimizar el impacto de las ineficiencias en sus procesos. Un inventario que sobrepase lo necesario para cubrir las necesidades del cliente tiene un impacto negativo en la economía de la empresa y así emplea espacio valioso.

Un inventario extra es una fuente de pérdidas de productos ya que se convierten en obsoletos, sufren daños, generan más tiempo del necesario invertido en recuento y control y errores en la calidad escondidos durante más tiempo.

Este desperdicio es ocasionado por:

  • Prevención de posibles casos de ineficiencia o problemas inesperados en el proceso.
  • Producto complejo.
  • Mala planificación del producto.
  • Prevención de posibles faltas de material por ineficiencia de los proveedores.
  • Mala comunicación.
  • Una lógica “just in case”, tener un inventario por si acaso.

6. Defectos.

Por naturaleza los defectos de producción y los errores de servicio no aportan valor y producen un desperdicio enorme, ya que consumen materiales, mano de obra y en general insatisfacción en el cliente. Siempre es preferible prevenir los defectos en vez de buscarlos y eliminarlos. También son considerados defectos como desperdicios la repetición o el reproceso de trabajo en los productos.

Las causas de los defectos pueden ser:

  • Falta de control en el proceso.
  • Baja calidad.
  • Un mantenimiento mal planeado.
  • Formación insuficiente en los empleados operarios.
  • Mal diseño de producción.

 

7. Movimientos innecesarios.

Cualquier movimiento de personas o equipamiento que no añada valor al producto es un desperdicio. Todo movimiento extra como subir o bajar escaleras de más, incluso caminar innecesariamente es un desperdicio.

Las causas más comunes de movimiento innecesario son:

  • Baja eficiencia de los trabajadores.
  • Malos métodos de trabajo: flujo de trabajo poco eficiente, métodos de trabajo inconscientes o mal documentados.
  • Mala distribución de la planta.
  • Falta de orden, limpieza y organización.

Existe un último desperdicio llamado desperdicio 7+1 ya que se agregó a esta lista un tiempo después de los 7 generales.

7+1. Talento humano.

Este desperdicio se refiere a no utilizar ni aprovechar la creatividad, la innovación o la inteligencia de la fuerza de trabajo. Sus causas pueden ser:

  • Una cultura y política de empresa anticuada que subestima los operadores.
  • Insuficiente capacitación o formación a los empleados.
  • Salarios bajos que no motivan a los trabajadores.
  • Un desajuste entre el plan estratégico de la empresa y la comunicación del personal.

Ninguno de estos desperdicios del lean manufacturing aporta un valor añadido al producto o al servicio que paga un cliente, son considerados daños de producción o de procesos dentro de la empresa por lo cual afectan el sistema de gestión de la compañía y representan un costo adicional directo para la empresa.

Como empresa se deben tener muy en cuenta estos desperdicios porque su eliminación o reducción lleva a una mejora de la rentabilidad y por tanto a ser más competitivos, dando una mayor eficacia, eficiencia y flexibilidad al proceso productivo. “Todo el personal de la empresa se debe convertir en un especialista en la eliminación de desperdicios, para lo cual la dirección de la organización debe propiciar un ambiente que promueva la generación de ideas y la eliminación continua de desperdicios” (Menéndez, 2014).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Ortega, F. (2008). 7+1 Tipos de Desperdicios. (Entrada de blog). Recuperado de: http://lean-esp.blogspot.com.co/2008/09/71-tipos-de-desperdicios.html

Menéndez, G. (2014). Los 7 mudas: ¿sabes cuales son los 7 desperdicios de las empresas? (Entrada de blog). Recuperado de: http://prevenblog.com/las-7-mudas/

BOM Consulting Group. (2008). 7+1 Tipos de Desperdicios – Lean Manufacturing. Recuperado de: https://es.slideshare.net/bomconsulting/71-tipos-de-desperdicios

SPC Consulting Group. (2013). 7 Mudas. (Entrada de blog). Recuperado de: https://spcgroup.com.mx/7-mudas/

Lean Solutions. (s.f.) ¿Qué es Lean Manufacturing? (Entrada de blog). Recuperado de: http://www.leansolutions.co/conceptos/lean-manufacturing/

Melter-Mx. (2017). ¿Qué es Lean Manufacturing? (Entrada de blog). Recuperado de: http://melter.com.mx/que-es-lean-manufacturing/