Para toda organización, ya sea naciente, en crecimiento o estructurada, es necesario plantearse una estrategia empresarial que le permita centrarse en alcanzar unos objetivos determinados, algunos de ellos orientados a las ventas, branding, posicionamiento, lanzamiento de un producto, entre otras.

La estrategia es concebida como la determinación de objetivos de una empresa, adoptando una serie de acciones que lleven al cumplimiento de las metas del plan de acción general, aportando a la toma de decisiones empresariales; por lo que esta se debe desarrollar teniendo en cuenta la misión, cultura, diagnóstico inicial y análisis del contexto, prestando atención a factores como el entorno y la tecnología.

Se considera que existen cuatro tipos de estrategias empresariales, las cuales usted aplicar respondiendo a las preguntas planteadas (Benavides, 1989):

  1. Estrategia de empresa: se debe pensar en que los objetivos empresariales beneficien a la comunidad en la actúa la empresa. ¿Cómo aporta mi empresa a la sociedad?
  2. Estrategia corporativa: aquí es importante que se realice un análisis de todos los factores (económicos, políticos, sociales, etc.) que puedan influir en la evolución de su empresa. ¿En qué negocios debe participar la empresa? ¿De qué manera se pueden alcanzar los objetivos efectivamente?
  3. Estrategia de negocios o estrategia visional: esto se refiere a cómo usted asignará los recursos de su empresa en relación a la competencia y el cómo va integrar sus recursos para la generación de empleo . ¿Cómo podría competir la empresa en un determinado negocio?
  4. Estrategia funcional: es la guía del comportamiento de la toma de decisiones en el ámbito interno de la empresa. Aquí es importante preguntarse ¿cómo integrar las actividades de la empresa con los cambios ocurridos en el entorno?

Para construir una estrategia exitosa se deben tener en cuenta componentes como los son: la oportunidades el mercado; capacidad y recursos de la empresa; valores y aspiraciones personales; y obligaciones reconocidas frente a ciertos sectores de la sociedad;  así como las acciones para alcanzarlos.

Estrategia de negocio efectiva, estrategia de negocio empresarial, negocios estratégicosEsta información que usted recolecte, debe ser analizada y organizada en un plan estratégico (Rubio, 2013), siendo este un documento que refleja lo que se busca a implementar con la estrategia. Sus partes principales son:

  • Introducción: define qué es la organización y qué pretende la estrategia.
  • Misión, visión y valores: esto responde al qué es, qué hace la empresa, dónde quiere estar y qué valores lo definen.
  • Análisis de la situación: es importante detallar cuál es la situación del mercado y cómo se encuentra el contexto.
  • Diagnóstico DOFA: se deben determinar debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas que presenta la estrategia.
  • Prioridades estratégicas: es importante definir la estrategia y lo que se quiere con ella.
  • Plan de acción: se definen las tácticas y acciones concretas a ejecutar por cada parte de la estrategia, teniendo en mente los objetivos planteados.
  • Seguimiento y evaluación: es importante que los objetivos puedan ser medibles y cuantificables en el tiempo, para posteriormente, realizar su evaluación.

Esto es posible cuando se entiende que las diversas partes de una organización aportan sus conocimientos, recursos y tiempo a la planificación estratégica, que como se ha mencionado anteriormente,  busca que usted alcance el éxito para su empresa.

Gran parte del cumplimiento de la estrategia recae en su implementación, por lo que debe tener en cuenta que este proceso puede verse afectado por factores internos y externos a la organización que desde un inicio no se tenían contempladas.

Algunos de dichos obstáculos son: la resistencia interna al cambio, la aplicación de la estrategia en ambientes conflictivos, la comunicación poco clara, el intercambio deficiente de la información, una estrategia vaga y sin aprobación, carencia de directrices, falta de comprensión, insuficiencia de incentivos y falta de apoyo gerencial.

Ahora que ya hemos se conoce qué es una estrategia, que partes la componen y los aspectos a tener en cuenta, le recomendamos las ocho claves para su ejecución (Olivares, 2011):

  1. Determine con claridad los objetivos que quiere alcanzar: con ellos tendrá en mente lo qué se quiere lograr al implementar la estrategia.
  2. Involucre a sus empleados y colaboradores: cuando estos sienten que son parte de la construcción y generación de ideas de la estrategia, estos las materializaran con mayor eficiencia.
  3. Haga un estudio de su competencia: evalúe las acciones que su competencia a realizado, esto hará le ahorrará tiempo y dinero.
  4. Diseñe acciones de ejecución pensando en los resultados que pueda obtener: proponga acciones y objetivos que puedan ser medibles.
  5. Nombre lideres por procesos: esto hará que sus empleados se involucren en el propósito de alcanzar la idea, además de cumplir un papel motivador dentro del grupo.
  6. Diseñe un sistema de evaluación constante: que le arroje resultados sobre el proceso y el cumplimiento de las metas: de allí la importancia de plantearse objetivos medibles y alcanzables.
  7. Asigne los recursos que se requieran para la ejecución de la estrategia: ya sea tiempo, dinero, espacios, capacitación, materias primas, etc.
  8. Determine normas para ejecutar la estrategia: marque tiempos, métodos y formas de llevar a cabo la estrategia.

Ya que conoce los conceptos básicos para la elaboración e implementación de su estrategia, queremos que recuerde que este es un asunto de prueba y error que con el tiempo se irá afianzando y mejorando, unas acciones serán efectivas y otras no, pero no se desanime, el camino al éxito puede presentar obstáculos.

Por último, le sugerimos asesorarse de expertos en consultoría, negocios y consolidación de ideas para que su estrategia sea exitosa en corto tiempo y con el mínimo de perdidas.  Nosotros le podemos ayudar con esto, además que lo acompañamos en todas las etapas de construcción, implementación y medición de su plan estratégico.

Bibliografía:

Benavides, Carlos Angel. (1989). Estrategia empresarial. Cuaderno de Ciencias Económicas y Empresariales, 20. 257 – 272. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2280800

Rubio, Juan Manuel. (2013). Cómo elaborar un plan estratégico [blog]. Sugerendo. Recuperado de https://www.sugerendo.com/blog/estrategia-de-e-commerce/como-elaborar-un-plan-estrategico/

Olivares, Juan Alberto. (2011). Ejecución de la estrategia: clave para el éxito empresarial. Investigación Universitaria Multidisciplinaria: Revista de Investigación de la Universidad Simón Bolivar, 10. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4106559

 

Escrito por: Astreed Jullieth Valderrama Martínez