El contexto actual de la humanidad demanda que los avances tecnológicos complementen la cotidianidad de las personas. La implementación del internet de las cosas hará posible que la digitalización sea tangible, puesto que logrará que las herramientas y los dispositivos de la nueva era se conecten entre sí, creando un ecosistema vanguardista e innovador. Además, permitirá que los diferentes negocios y mercados desarrollen productos y servicios innovadores, así como modelos impulsados por datos.
La nueva etapa de transformación digital ha sido posible gracias al camino que fue abierto con la evolución de las empresas tecnológicas de hardware, así como al desarrollo de chips; adicionándole a esto la presentación extendida de la tecnología 5G se logrará un intercambio de datos móviles a altas velocidades.
Lo anterior resulta una noticia muy positiva para los negocios, debido a la agilidad que les ofrecerá, pero como sucede con todos los cambios vendrán nuevos retos. Se tendrán que reestructurar los procesos y desarrollar e implementar modelos de negocios completamente nuevos.
internet, interconexion, seguridad

Seguridad: elemento esencial dentro del internet de las cosas.

Los ecosistemas del internet de las cosas que están basados en la interoperabilidad exigen un elevado nivel de seguridad. Entre mayor sea la cantidad de dispositivos conectados a una red, mayor es la vulnerabilidad al acceso ilegal, por eso la importancia de la existencia de un medio regulador que garantice el uso correcto de la interconexión de dispositivos. Es imprescindible entonces que cada solución del internet de las cosas se combine con un sistema de seguridad.

Economía abierta.

Debido a que los colaboradores cada vez son más autónomos en los procesos empresariales de una manera efectiva y segura, el éxito de los dispositivos móviles interconectados con el internet de las cosas tendrá un desafío importante en su transformación general hacia la llamada “Economía Abierta”, la cual será dominada por horarios flexibles y modelos de oficina. Incluso nuevas formas de colaboración evolucionarán, como es el caso de las startups.
Para asegurar que estas nuevas formas de cooperación estén basadas en un intercambio rápido de datos y conocimiento, sin comprometer la información sensible, las arquitecturas de seguridad deben estar arraigadas en el hardware de los dispositivos móviles.

El internet de las cosas simplifica la vida.

Esta nueva era tiene el potencial de brindarles a los usuarios un nuevo nivel de comodidad y de servicio, el cual suplirá las necesidades y las expectativas en un futuro. La “inteligibilidad” y el estar conectados con dispositivos tecnológicos como smartphone, nevera, carro, entre otros, simplificará el día a día de las personas, incluso se espera que surjan nuevos servicios que ahorren tiempo y gastos.