Un líder estratégico se reconoce por la cualidad de influir en el desarrollo de las organizaciones, provocando cambios en sus empleados y en los procesos internos, visionando el futuro y las nuevas oportunidades.

Este tipo de personas hacen un fuerte énfasis en la transformación del ser, pensando en lo que cada cual puede aportar hacía el quehacer de los objetivos y los cumplimientos de los mismos, potenciando las cualidades individuales.

Los líderes estratégicos consiguen cambios de valores, actitudes y creencias de su equipo, logrando que estos obtengan mayor rendimiento laboral, a través del fortalecimiento de la comunicación y las relaciones humanas.

Para empezar es importante que usted evalúe dónde está, quién es, a dónde quiere ir, cómo va a llegar a su meta, cuáles son los pasos a seguir y evalúe constantemente las acciones que realiza.

Este conocimiento será el punto de partida para determinar qué habilidades tiene para influir en las personas, con el fin de apoyar a su grupo de trabajo para que estos exploren sus capacidades y lleven a cabo sus tareas con éxito, sin embargo, para ser un líder estratégico e influyente, requiere tener estas cuatros características (Fernández, 2017):

  • Ejerza una suerte de influencia idealizada. Su primicia debe ser anteponer las necesidades de los otros sobre las suyas.
  • Motive en forma inspiradora. Debe actuar con una actitud positiva, humana, entusiasta y optimista. Diseñando un futuro deseable para todos al tiempo que estimula los actos que contribuyen a la materialización de objetivos.
  • Estimule el intelecto de su gente. Promueva el pensamiento ideacional, la producción de imágenes mentales y pensamientos en respuesta a los retos planteados.
  • Muestre consideración y respeto hacía las personas. Recuerde que sabe escuchar,  genera confianza y respeto por parte de su equipo, logrando generar oportunidades de crecimiento.

Liderazgo estratégico, Estilos de liderazgo empresarial, Sumado a esto, es importante entender que un líder estratégico, influyente y transformacional se construye a partir del ejemplo, sin privar a las personas de su individualidad, sino abriendo posibilidades para la construcción de símbolos, lenguajes y formas de ejecutar ideas compartidas.

Por otro lado, un líder estratégico se caracteriza por la manera en que actúa frente a todas las situaciones que se le presentan (Rubies, s.f.):

  • Escucha nuevas ideas, críticas o comentarios, además debe ser capaz de comunicar de forma clara sus ideas y acciones.
  • Es carismático e influyente sin necesidad de hacer uso de su autoridad para que el equipo actúe.
  • Entiende las emociones de su equipo, al mismo tiempo que conoce sus fortalezas, limitaciones y potencial.
  • Tiene un pensamiento estratégico y su visión puesta en el futuro, por lo que puede anticiparse para prever futuro retos que se presenten.
  • Tiene suficiente conocimiento y experiencia, por lo que aporta soluciones cuando es necesario, al mismo tiempo que guía a su equipo para conseguir sus objetivos.
  • Inspira confianza, actúa con ética, respeto e integridad.
  • Es comprometido con la organización y los proyectos, inspirando y contagiando su entusiasmo y pasión.

Inclusive, algunos expertos aseguran que un líder nace con cualidades particulares que lo hacen destacar de las demás personas, al mismo tiempo que afirman que “el liderazgo personal se logra cuando el individuo emprende el camino trabajando su autoestima, creatividad, visión, equilibrio y capacidad de aprender” (Fischman, tomado de Florencia, 2011).

Por consiguiente, y teniendo en cuenta el potencial que cada persona tiene para convertirse en un líder, puede realizar las siguientes acciones para encaminarse a ello (Morton, 2016):

  1. Haga contacto visual con las personas en cualquier ambiente de trabajo. Esto genera confianza y credibilidad en lo que usted dice.
  2. Llegue temprano a las reuniones. Establezca diálogos con sus invitados y haga buenas preguntas.
  3. Use inflexiones de voz para dinamizar las conversaciones. Esto le ayudará a dinamizar en la conversación y a conectarse emocionalmente con su público.
  4. Cree contacto físico moderado con las personas. Esto es una señal de confianza.
  5. Despierte el interés de la gente. Enfóquese en sus necesidades, así logrará ser más empático.
  6. Actúa cómo si todo estuviera resuelto. No se trata de mentir pero si der optimista.
  7. Sea positivo. Su actitud determina su compromiso.
  8. Controle sus emociones. Manténgase enfocado, positivo y en control.
  9. Empuje a los demás hacía el éxito.

En sí, un líder estratégico se forma a través de la experiencia de su campo de acción, conocimiento de su equipo, acciones de comunicación constante y empatía con sus pares, sin perder de vista los objetivos organizacionales a lograr.

 

Referencias:

Fernández, Federico. (2017). Repensando el liderazgo estratégico. El liderazgo estratégico como liderazgo transformacional. Ieee.es [Instituto Español de Estudios Estratégicos. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6231821

Florencio, Mónica. (2011). El líder nace o se hace. Gestiopolis.com. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/el-lider-nace-o-se-hace/

Morton, Alex. (2016). 10 maneras de convertirse en un líder influyente. Vivaelnetworking.com. Recuperado de https://vivaelnetworking.com/2016/10/10-maneras-de-convertirse-un-lider-influyente-por-alex-morton/

Rubies, Maria. (s.f.). Las 7 cualidades que debe poseer un buen líder. Infojobs. Recuperado de https://orientacion-laboral.infojobs.net/las-7-cualidades-de-un-buen-lider

Escrito por: Astreed Jullieth Valderrama