La innovación en la industria textil apunta más allá de la estética, enfatizando en el bienestar y en los privilegios que las prendas les pueden ofrecer a los compradores, esto a través de cambios radicales y sustanciales en la materia prima de confección; alteraciones en el proceso inicial con lo que se consigue atribuirle a los textiles propiedades benéficas para el consumidor.
Mayra Montel, encargada del Marketing & Branding de Rhodia, nos explica en qué consiste el “Amni soul eco” primera fibra de poliamida degradable del mundo y los beneficios que esta tiene frente al medio ambiente en comparación con las prendas convencionales. También nos explica cómo con minerales bioactivos y tecnología de infrarrojo, se producen beneficios para la piel del consumidor.
Por su parte, Sueli Pereira, Gerente de Comunicación y Moda de Santista, nos explica sobre los Denim Repeller, su proceso y composición para obtener el efecto deseado: repeler los insectos. Apoyado en un proceso de reciclaje y reutilización de materiales generando una reducción de insumos.