La aplicación de la Programación Neurolingüística resulta ser un tema que inquieta a muchos, en la mayoría de los casos, por el desconocimiento que se tiene de esta ciencia y de sus beneficios.

Su importancia radica en la mejora de los procesos de aprendizaje de las personas y en el aumento de las productividad en las organizaciones, al entender el impacto de estos procesos en cada individuo.

Para empezar, a la Programación Neurolingüística [PNL] se le “considera como el estudio del lenguaje, tanto el verbal como no verbal, que afecta el sistema nervioso, es decir, que a través del proceso de la comunicación se puede dirigir el cerebro para lograr resultados óptimos” (Jaruffe & Pomares, 2011).

Se dice que el PNL está compuesto por tres aspectos:

  • Programación: se refiere a la acción de organizar los elementos de un sistema, en representaciones mentales, para lograr resultados específicos.
  • Neuro: de la palabra nervio, representa el principio básico de que toda conducta es el resultado de procesos neurológicos.
  • Lingüística: proveniente de la lengua, índica que los procesos nerviosos están representados y organizados secuencialmente en modelos y estrategias mediante el sistema del lenguaje y comunicación.

En palabras sencillas, estos elementos que componen la PNL, conllevan a la construcción de mapas, representaciones y modelos, a partir de los cuales se genera y guía la conducta, determinando cómo percibimos el mundo y qué elecciones tomar.

Dichos constructos definen a las personas, categorizándolas de la siguiente manera: las personas visuales son organizadas, hablan rápido y son bastantes impulsivas para tomar decisiones; mientras las personas auditivas están prestas a escuchar y formular preguntas, y por lo general son relajados; a diferencia de las personas kinestésicas, las cuales suelen preocuparse muy poco por el orden, les encanta la comodidad y al momento de tomar una decisión, lo han hecho pensando y meditando bastante.

Así mismo, muchos estiman que la Programación Neurolingüística desarrolla pensamientos estratégicos y sistémicos, asumiendo al PNL como una herramienta de comunicación, influencia, persuasión, experiencia y actitud.

Carácterísticas de la Programación Neurolinguistica

La PNL parte de estimar que toda conducta humana se origina en la actividad mental, llevando a las personas a sobresalir en un campo específico, con un sencillo proceso de aplicación a la vida diaria, empresas o equipos de trabajo, prestando atención a estos tres aspectos (Bueno, 2015):

  1. Saber lo que quiere; ten una idea clara de qué meta quiere alcanzar en cada situación.
  2. Estar alerta y mantener los sentidos abiertos de forma que se dé cuenta de los resultados que está obteniendo.
  3. Tener flexibilidad para ir cambiando la forma de actuar hasta que obtenga lo que quería

La aplicación de esta herramienta es variada y depende del campo en el que se vaya a ejecutar, sin embargo, los beneficios son los mismos, ya que hace la comunicación más sencilla, ayuda a potenciar habilidades y capacidades del individuo, ayuda a suprimir sentimientos y emociones negativas, potencia la capacidad de innovar, rompe los límites mentales y apoya el desarrollo profesional.

La PNL aplicada a la organización permite potencial las habilidades de aprendizajes de los trabajadores, haciéndolos más productivos y logrando mejores procesos de gestión de cambios organizacionales.

Según Pascual (Tomado de Baranda, 2018) algunos usos que se le pueden dar a la Programación Neurolingüística en la organización son los siguientes:

  • Motivación e inspiración entre colaboradores y directivos.
  • Toma de decisiones.
  • Agilidad en las negociaciones.
  • Cambio de actitudes negativas.
  • Establecer nuevos sistemas de comunicación en la organización.

En sí, los ámbitos de mayor aplicación de la PNL están relacionados con el trabajo en equipo, solución de conflictos, planificación estratégica, toma de decisiones, adaptación al cambio y evaluación desempeño, etc (Gómez, 2010).

Aunque existen muchas técnicas y metodologías, la PNL es posible aplicarla en diversos ámbitos de la vida y con diferentes propósitos, sin embargo, la clave está en repetir en palabras aquellos hechos y pensamientos que deseamos sean realidad.

 

Referencias:

Baranda, Martín. (2018). Aplicaciones de la Programación Neurolingüística. Gestiopolis.com. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/aplicaciones-de-la-programacion-neurolinguistica/

Bueno, Luis. (2015). Mediación y comunicación. Miscelánea Comillas, Revista de Ciencias Humanas y Sociales, 73 (143), pp. 367-381. Recuperado de http://revistas.upcomillas.es/index.php/miscelaneacomillas/article/view/6411/6221

Gómez, Paloma. (2010). Manual: Programación Neurolingüística aplicada a la empresa. Formación empleo. Recuperado de https://books.google.com.co/books?id=P-tCDwAAQBAJ&pg=PA16&dq=Aplicación+práctica+de+la+programación+Neurolingüistica&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwiPq-bdkdHbAhXE11MKHa2TBu4Q6AEIVzAI#v=onepage&q=Aplicación%20práctica%20de%20la%20programación%20Neurolingüistica&f=false

Jaruffe, Arlinthon & Pomares, María. (2011). Programación Neurolingüística: ¿realidad o mito en Psicología y ciencias cognitivas?. FMC: Formación Médica Continuada en Atención Primaria, 22 ( 2), pp. 243-250. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3903314

Escrito por Astreed Jullieth Valderrama