Aunque pueda ser difícil de creer, Colombia se ubica en la tercera casilla a nivel mundial en la categoría de “intención emprendedora” y quinto en materia de actividad empresarial en etapa temprana (TEA), esto según la más reciente edición del Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

Sin embargo todavía hay unos obstáculos que se han convertidos en los principales retos a superar, entre los dos más destacables se encuentran el difícil acceso al capital de riesgo y la desconexión entre la academia y la industria, restos que están trazados a ser superados en un plazo de 8 años, es decir, se espera mejorarlos para el 2025 .

A pesar de los buenos y alentadores resultados, el GEM plantea que uno de los principales retos es seguir mostrando el emprendimiento como una buena elección de carrera, a través de la visibilidad de los casos exitosos.

Por otra parte, tras realizar una investigación (2016), el Índice Global de Emprendimiento (IGE) indica que Colombia se posiciona igualmente en el tercer lugar a nivel América Latina, y a nivel mundial se ubica en la posición 44. Esta investigación más allá de realizar un ranking tenía como objetivo identificar debilidades y fortalezas que el país pueda tener en esta materia. La mayor debilidad identificada es el no poder garantizar un rápido crecimiento de las “startups”, mientras que la mayor fortaleza es la innovación en los procesos. De mejorar los indicadores en un 10% se aumentaría y beneficiaría notablemente la economía del país, puesto que podría agregar US$183 millones.

colombia, referente, innovacion, tecnologia, avances, tendencias

Juan Carlos Garavito, gerente de INNpulsa.

En su intervención en la octava versión de la Conferencia Endeavor, estima que para alcanzar esas cifras hay que seguir avanzando en cuanto a los temas estratégicos como fortalecer el tejido empresarial, fomentar el emprendimiento y la innovación empresarial y transformar la mentalidad y cultura de los colombianos.

Garavito es de la corriente de quienes piensan que para alcanzar las metas en innovación, la clave está en la inversión. Por eso dio a conocer que INNpulsa movilizará $120.000 millones para apoyar a los emprendedores en el 2017. La distribución de esos recursos será de una destinación de $70.000 millones mientras que la cantidad restante será dinero apalancado por entidades privadas. Con esto se pretende lograr beneficiar a más de 6.000 empresas, emprendedores y población vulnerable. Todo esto con la finalidad de posicionar el desarrollo empresarial, la innovación y el emprendimiento como herramientas claves para el crecimiento del país.

Garavito expuso además en la conferencia que en el primer trimestre del 2017 INNpulsa invirtió $14.600 millones para impactar a 809 emprendedores del país. El sector privado también hizo un aporte para sumar a estos recursos, alcanzando los $4.700 millones, capital que fue incorporado a los proyectos, es decir que un total de $19.300 millones contribuyeron al sector emprendedor del país. Estos recursos se distribuyeron a través de diversas convocatorias y actividades como asesorías que sirvieron para sofisticar el aparato productivo de los emprendedores con la finalidad de seguir en la misma línea filosófica de proteger las invenciones, aumentar la productividad y cambiar la mentalidad y cultura de la entidad.