El ABECÉ de la Propiedad Intelectual. Parte II: 5 pasos para solicitar una patente.

Una patente es un mecanismo de protección que otorga el Estado al autor de una nueva creación técnica o científica que apoye el desarrollo de una región o sociedad. Estas patentes deben ser protegidas con el fin de que no sean explotadas o adquiridas por un tercero por un tiempo determinado.

En Colombia la entidad encargada de conceder estas patentes y hacer un estudio riguroso de las cualidades y virtudes de dicha creación es la Superintendencia de Industria y Comercio, la cual solicita una presentación impecable que requiere de una rigurosidad técnica y académica que se convierte en muchos casos en un dolor de cabeza y un gasto de tiempo innecesario si no se sabe cómo proceder.

Le recomendamos: El Abecé de la propiedad intelectual: Propiedad industrial.

Por eso a la hora de gestionar la solicitud de una patente se deben tener en cuenta 5 pasos fundamentales para la construir un texto sólido y darle la protección necesaria a la idea presentada.

1. Definición de la invención

El primer paso para la construcción de una solicitud exitosa es la definición de la nueva creación, identificar qué se espera conseguir protegiendo el producto. En esta etapa también se identifica si el producto que se va a patentar es viable y reune los requisitos para obtener el derecho de protección. Los tres requisitos a tener en cuenta son que la invención sea nueva, que no esté registrada dentro del área específica. No debe ser obvia, el nivel inventivo significa que la invención no debe deducirse de lo que ya se ha hecho en materia de manera evidente. Por último, debe tener aplicación industrial, debe poder ser fabricada y utilizada en cualquier tipo de industria.

2. Estudio de patentabilidad

Luego de definir que esta patente es novedosa, no obvia y que cumple con la aplicación industrial pertinente, se procede a investigar los antecedentes del tipo de invención a lo largo del tiempo, bases de datos y registros que comprueben que no existe dicha patente o que no hay algún producto similar en el mercado que pueda tener vigente su concesión. Además de esto debe cumplir con estándares nacionales e internacionales de patente y/o estándares de novedad para diseño industrial.

3. Redacción de la solicitud de la patente. 

Después de comprobar que la patente es nueva y completamente libre, se procede a la redacción de la misma. En este paso se debe ser muy riguroso y dar a entender por completo lo que es el proyecto como tal, qué hace, sus objetivos y definir los términos que sean útiles en las descripciones del producto.

Según la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia, una patente debe estar compuesta básicamente por una descripción que de una explicación global y clara sobre la nueva creación que se está patentando, así un experto podría ejecutarla. Este texto debe contener los siguientes ítems:

  1. Descripción: es una explicación clara y completa de la invención de tal modo que un experto en la materia pueda ejecutarla.

  2. Dibujos:  tienen como finalidad la construcción y/o revisión de las figuras esquemáticas que componen cualquier tipo de patente, las cuales irán acompañadas de una descripción detallada de cada uno de sus componentes y la relación de los mismos con la naturaleza del producto.

  3. Resumen: información breve sobre la invención, permitiendo una fácil comprensión del problema técnico planteado, y la solución aportada.

  4. Reivindicaciones: las reivindicaciones son las características técnicas novedosas de la invención, para las cuales se reclama la protección legal mediante la Patente. Las reivindicaciones indican al mundo, en forma clara y concisa, en qué consiste exactamente lo que el solicitante considera que es su invención.

 

4. Presentación de la solicitud

Para presentar la solicitud se deben tener en orden y completos cada uno de los requisitos de redacción, estos deben ser completamente claros. El siguiente paso se puede realizar de forma virtual en la Oficina virtual de propiedad industrial SIPI o de forma presencial en cada punto de atención del país especificado en la página de la Superintendencia de industria y comercio, ahí se recibirá la solicitud, teniendo en cuenta que cada uno de los requisitos esté en orden, formatos, documentos y tasas de pago especificados a cada caso.

5. Seguimiento de la solicitud

A esta solicitud que se acaba de presentar se le hace otro examen que verificará el cumplimiento de los requisitos anteriormente descritos, esto en los 30 días hábiles siguientes. Si algún requisito no se cumple, el postulante tendrá 2 meses de prórroga para completarlo, en caso de no ser presentado se dará por abandona la solicitud.

Cuando el estudio de la patente sea favorable, se concede la patente mediante un acto administrativo; sin embargo, dicha solicitud quedará secreta durante 18 meses y la publicación se realizará en la Gaceta de Propiedad industrial por medio de la página web de la Superintendencia.

El titular debe pagar las tasas de mantenimiento que se asignan al momento de la concesión de la patente, porque de no ser así se podría declarar la caducidad de la misma.

Solicitar una patente no tiene que convertirse en un imposible, siempre y cuando se sigan los pasos correspondientes y se utilice la técnica que se debe cumplir al momento de usar este mecanismo de protección para una nueva creación. Su proyecto quedará protegida según la clase de patente concedida. Para más información lee:

Más información: Video: Centro I3, un aliado para la gestión de la innovación en las empresas

REFERENTES BIBLIOGRÁFICOS:

Superintendencia de Industria y Comercio. (s.f.). Recuperado de http://www.sic.gov.co/propiedad-Industrial

Centro de Investigación e Innovación en Ingeniera. (2017). Recuperado del archivo Servicio de patentes i3.