Todos tenemos habilidades duras y habilidades blandas. Estas definen lo que cada uno de nosotros somos, cómo nos comportamos, qué decimos y cómo respondemos a situaciones problemáticas, además de permitirnos conocer las aptitudes con las que contamos para alcanzar lo que nos proponemos. Es importante…