Ni el mejor producto ni la estrategia más elaborada o el equipo más preparado garantizan el éxito, sin embargo, no tenerlos puede afectar la estabilidad de tu empresa, llegando a desembocar en una crisis económica empresarial. Ser empresario nunca será una tarea sencilla. Esto significa…