6 beneficios de una imagen corporativa sólida

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Nos encontramos hoy en día con la existencia de una multitud de productos y servicios, una cantidad de información imposible de procesar en su totalidad y una sociedad cada vez más exigente y competitiva, de ahí que exista una creciente dificultad en los individuos para identificar, diferenciar y recordar los productos, servicios, actividades, u organizaciones existentes y es por esto la importancia de la imagen corporativa.
 
Las organizaciones se ven retadas frente a esta situación a orientar sus esfuerzos a establecer una identidad corporativa fuerte, coherente y distintiva para comunicarla adecuadamente a sus públicos y de esta manera poder crear y mantener vínculos relevantes con sus públicos objetivo y posicionarse en la mente de estos.
 
Según Capriotti (2009), el concepto de branding “no se limita sólo al nivel de los productos o servicios de una entidad, sino que se puede aplicar a cualquier sujeto susceptible de realizarle una acción de gestión de los atributos de identidad”. 
 
El éxito de esta gestión solo puede lograrse si la imagen que se proyecta de la marca está bien consolidada y es coherente con la identidad gestionada desde el interior de la empresa.
 
La imagen corporativa se define como la manera en que la marca es vista por las personas que entran en contacto con ella, la interpretación pública de la personalidad de la marca. 

Una imagen corporativa fuerte, se convierte en el punto de partida para lograr que una marca pueda posicionarse en su nicho de consumidores.
 

Beneficios de la imagen corporativa 

La importancia de esta en cualquier empresa radica en que se puede lograr una serie de beneficios si está bien consolidada, algunos de los beneficios son:
 
1. Ocupar un espacio en la mente de los públicos: 
Por medio de la imagen corporativa, la organización puede posicionarse en la mente de los consumidores, lo cual le ayudará a diferenciarse del resto de su competencia, el posicionamiento se logra mediante una comunicación activa de:
  • Los atributos 
  • Beneficios
  • Valores distintivos 
  • Ventajas que ofrece la marca para crear distinción en el mercado.
2. Facilitar la diferenciación frente a la competencia: 
Crear una identidad sólida, propia, duradera y diferenciada, crea valor para los públicos, no se trata de existir por existir para los consumidores, sino de generarles valor diferencial con respecto a la competencia. 
 
Además, los atributos o beneficios que nos ayudarán a posicionar correctamente nuestra marca tienen que ser relevantes para influir en las decisiones de compra, de no ser así, la marca será una más en el mercado y los consumidores no tendrán ninguna razón para elegirla frente a otras competidoras.
3. Disminuir la influencia de los factores situacionales en la decisión de compra: 
La existencia de una imagen corporativa fuerte permitirá que las personas tengan un esquema de referencia previo, sobre el que podrán asentar sus decisiones, cuando una persona compra, muchos factores influyen en ese proceso, tanto sociales como culturales, además de la información precedente que se tenga de la marca.
 
La idea es minimizar estos factores para que prevalezcan los que hacen que la marca se proyecte de manera positiva y genere preferencia en sus clientes, aún cuando existan muchas marcas a su alrededor que le ofrecen lo mismo a ese cliente final.
4. Mejorar las ventas: 
Una organización que gestiona su imagen corporativa podrá vender sus productos o servicios con un margen superior, ya que seguramente podrá colocar precios más altos en relación con otros similares, esto es porque la gente estaría dispuesta a pagar un plus de marca, ya que su imagen es sinónimo de garantía de calidad o de prestaciones superiores a los demás productos o servicios.
5. Atraer mejores inversores: 
Una buena imagen corporativa facilitará que los inversores estén interesados en participar de la entidad aportando capital, ya que la perspectiva de beneficios puede ser superior a otras organizaciones que no posean una buena imagen o que sean desconocidas en el mercado.
6. Conseguir mejores trabajadores: 
Finalmente, una marca reconocida en su mercado, se convierte en un lugar llamativo y apetecible para trabajar. Para las personas que trabajan en el sector en el que está ubicado la empresa será una referencia y será preferida entre otras, lo cual le facilitará a dicha organización la contratación de personas más adecuadas en función de su perfil profesional.
 
Estos son algunos de los beneficios que demuestran claramente que la imagen corporativa es unos de los elementos más importantes a tener en cuenta en los procesos de branding, se convierte además, en un capital importante a la hora de cuestionar el impacto que una marca quiere tener en su mercado, cómo quiere ser percibida y qué esta haciendo para que esta imagen sea coherente con los productos o servicios que ofrece. 
 
Por consiguiente, es de suma importancia que esta se planifique desde el interior de la empresa para lograr influir en las decisiones de compra de los públicos.

Referencias:

Capriotti, P. (2009). Branding Corporativo, fundamentos para la gestión estratégica de la identidad corporativa. Santiago, Chile.
Yoseomarketing (14 de julio de 2016). ¿Qué es el Branding Corporativo y cuál es su definición? [Entrada de blog] Recuperado de http://www.yoseomarketing.com/blog/que-es-el-branding-corporativo-definicio
Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios