8 consejos para estructurar un plan financiero empresarial

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
La adecuada realización de un plan financiero empresarial asegurará el uso más eficiente de los recursos de nuestra empresa, además nos ayudará a alcanzar los objetivos de la organización para que esta sea sostenible en el tiempo. 
 
Estructurando este plan podemos visualizar cómo debe operar el área financiera de modo que permita medir la rentabilidad y viabilidad del negocio, qué beneficios va a generar la inversión realizada y determinar el presupuesto integral requerido para llevar a cabo el proyecto. 
 
Este plan soporta las decisiones de la organización, tanto estratégicas como financieras, para que sean de mejor calidad en función de reducir el riesgo del proyecto.
 
La planeación financiera funciona como un cuadro de ajedrez, tenemos que mover cada una de nuestras piezas (o áreas de la organización) para alcanzar los objetivos de nuestro negocio en el corto, mediano y largo plazo y anticiparnos al efecto que cada uno de estos movimientos tiene en el resto de las áreas, previendo los posibles cambios que pueden afectar, directa o indirectamente, a nuestra organización.
 
Estructurar un plan financiero empresarial nos permite comprender y visualizar la estrategia global del negocio en tres niveles fundamentales: decisiones sobre comprometer recursos o inversiones, estructurar el capital (o préstamos requeridos) y definir los dividendos para los accionistas.
 
Con la estructuración del plan financiero podemos lograr mayor comprensión del proyecto de creación de empresa, tener la capacidad de estimar y cuantificar las condiciones futuras del negocio para la toma de decisiones acertadas, cuantificar y cualificar los riesgos asociados a la operación del proyecto, evaluar el modo de operar y las estrategias contempladas dentro del plan de negocio para traducirlos a términos financieros y contar con un fundamento estratégico para la creación de empresas sostenibles en el tiempo.

Consejos para estructurar un plan financiero empresarial

Por eso te compartimos a continuación 8 consejos a tener en cuenta a la hora de estructurar un plan financiero empresarial:
 
1. Abarcar los elementos básicos que debe tener un plan financiero:
Estos elementos se componen por: 
  • La cuenta de resultados.
  • El plan de inversiones.
  • Balance general.
  • El flujo de caja, preferiblemente de 3 a 5 años de planeación. 
Además, debe responder a 4 preguntas fundamentales: 
  • ¿Es viable el negocio? 
  • ¿Cuánto financiamiento requiere y cuándo será necesario? 
  • ¿Qué tipo de financiamiento se requiere? 
  • ¿Quién proveerá el financiamiento?
2. Definir claramente los parámetros o variables
Tanto internas (de la empresa) como externas (factores macroeconómicos, políticas legales), que impactan los resultados de la organización. 
 
Es importante realizar una evaluación previa o diagnóstico con el fin de conocer las condiciones y situaciones a las que está y estará sujeta la empresa y de esta manera poder cuantificar y controlar los posibles riesgos asociados a nuestro negocio, de estos depende, en gran porcentaje, la proyección y el éxito del plan financiero.
 
3. Evitar la proyección de ingresos muy elevados que no estén acordes con los costos y gastos 
En el campo del emprendimiento no está de más ser optimista, sin embargo, debemos cuidarnos de caer en el error de realizar una proyección de ingresos alta que no considere los gastos e inversiones constantes de nuestra organización en el tiempo.
 
4. Estimar la vida útil de los activos fijos de la organización y posteriores inversiones en los mismos 
Las empresas que no tienen en cuenta la obsolescencia programada de los activos iniciales se encuentran más tarde con la falta de presupuesto de capital para la adquisición de propiedad, planta y equipos que permitan el aumento de la capacidad productiva, tanto para acoger al nuevo personal que servirá en la organización, como para afrontar el aumento en la demanda de los bienes y servicios que ofrece la empresa.
 
5. Tener en cuenta el flujo de caja libre del proyecto para la distribución de utilidades, en lugar de basarse sólo en la utilidad neta del negocio
La distribución de utilidades debe fundamentarse en 4 aspectos esenciales: 
  • Capitalización de la empresa
  • Liquidez para el pago de los dividendos
  • Inversiones de las utilidades en proyectos de ensanchamiento de planta
  • Fortalecimiento del patrimonio y de las finanzas de la empresa en general. 
Si la distribución de dividendos se realiza con base en la utilidad neta, el flujo de caja libre operacional será negativo, lo que conllevaría a la empresa al endeudamiento para cubrir las futuras inversiones en activos fijos, trabajadores, etc.

6. Estipular los límites de la capacidad instalada en planta antes de proyectar el aumento de ventas, de modo que no se salga de las manos de la organización
El incremento de las ventas no solo supone mayor flujo de ingresos sino también aumento de la producción y necesidad de nuevas inversiones, es por ello que, si no se tienen planes de ampliación de planta, es importante que las ventas no superen la capacidad instalada.

7. Estimar las posibles pérdidas iniciales que generan causal de disolución por su representatividad frente al capital
Es clave tener en cuenta estas pérdidas para estructurar el plan financiero, pues muchas veces los primeros años de funcionamiento de un negocio deja resultados negativos, donde las pérdidas presentadas superan el capital aportado o el patrimonio neto, conllevando así a la disolución de la organización.

8. Definir los costos de manera concreta y veraz
Es necesario establecer todos los posibles gastos que genere nuestro negocio, tales como prestaciones sociales y obligaciones de seguridad social para la mano de obra directa, materiales de empaque del producto, valor de la materia prima por unidad y la depreciación de la propiedad, planta y equipos. 

Finalmente

Recuerda que este proceso no debe ser intuitivo, sino que debe estar respaldado por cotizaciones actuales y cifras reales.

El plan financiero es una gran herramienta para comprobar la salud financiera de nuestro negocio y ver cuáles son nuestras necesidades actuales y futuras. 

Esta planeación sirve como panorama para identificar los recursos que necesitamos a la hora de ofrecer nuestros productos o servicios y la capacidad de producción con la que contamos durante un tiempo estimado, así, se calculan los ingresos que podemos llegar a obtener, se identifican las fuentes de financiación a las que se deba recurrir en caso de ser necesario y el momento indicado para hacerlo. 

Es importante haber definido previamente el plan de negocios de nuestra empresa, pues la articulación del plan financiero con este repercute directamente en el proyecto.

Referencias:

Correa, J. Ramírez, L. Cataño, C. (2010) La importancia de la planeación financiera en la elaboración de los planes de negocio t su impacto en el desarrollo empresarial. Recuperado de: http://www.scielo.org.co/pdf/rfce/v18n1/v18n1a11
Pastrana, C. (2013) Cómo crear el plan financiero de tu empresa: 5 puntos clave. Recuperado de http://comunidad.iebschool.com/iebs/finanzas-2-0-y-control/como-crear-plan-financiero/
Viniegra, S. (2007) Introducción: Entendiendo el plan de negocios. Ebook Ed. N°1. Editorial Lulu.com
Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios