Aumente su productividad – WIP

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Aumente su productividad controlando el wip

Las empresas modernas en busca de la competitividad están obligadas a controlar sus costos de forma permanente y mantener, mejorar y aumentar sus factores generadores de valor, incrementando con esto el atractivo para sus clientes y la rentabilidad. El control del trabajo en proceso es una actividad que, en conjunto con otras, aporta positivamente en la consecución de este ideal.

Definamos qué es el WIP, sigla originada de la expresión inglesa work in process, es la forma más utilizada a nivel mundial para hacer referencia al trabajo en proceso.

El inventario puede dividirse en tres variables:

·      Materia prima.

·      Inventario, producto o trabajo en proceso.

·      Producto terminado.

¿Qué es el trabajo en proceso?

Es un segmento fundamental del inventario, que hace referencia a todas aquellas partes o unidades que habiendo ingresado al proceso productivo y habiéndose iniciado en éste, no se constituyen aún como producto terminado.

Dicho de otro modo, el WIP son aquellos materiales e insumos (materias primas) que han ingresado al proceso productivo pero que aún no están listos para la venta (producto terminado).

Analizando lo anterior, se concluye que el trabajo en proceso supone para la empresa costos de inventario de materia prima, incluyendo los de los bienes y el almacenamiento de estos, y costos de procesamiento, tales como costos de la mano de obra y de funcionamiento.

Esto sucede cuando empresa no está en capacidad de recuperar estos costos ya que no logra aún la condición de producto terminado, que es el que finalmente, puede venderse al cliente.

Por lo tanto, el control del WIP se enfoca siempre en la disminución y según el tipo de empresa, de sus necesidades y posibilidades, puede darse en unidades, minutos estándar producidos o dinero, entre otras opciones.

¿Por qué es importante el control del WIP?

Es una actividad fundamental en la búsqueda de la optimización de la operación, y en general, de los factores clave de la compañía.

La reducción del WIP no es asunto únicamente del área manufacturera, ésta en realidad exige organizar el proceso productivo de la empresa desde las necesidades más básicas, pero además, requiere de una interacción constante, participativa y enfocada en los resultados con los demás procesos de la organización, e incluso los externos a ella, con el fin de generar en todos los procesos planeaciones y programaciones apropiadas, y contar oportunamente con los recursos  requeridos para hacerlas reales.

Los problemas que dificultan la ejecución oportuna y apropiada de los planes y programas de producción, y que en ocasiones incrementan los niveles de trabajo en proceso, no siempre tienen su origen en el proceso de producción como tal, sino en procesos proveedores de éste, convirtiéndolo en víctima de problemas ajenos a él que le impiden cumplir sus metas.

Debido a esto, se requiere coadunar todos los procesos y actores de la cadena de abastecimiento en pro del interés común de reducción del inventario en proceso.

Elementos claves para optimizar los procesos

Para lo anterior, es necesario trabajar en equipos multidisciplinarios, pero además, que las áreas de forma independiente y con énfasis en la necesidad general, respondan oportunamente algunas preguntas, entre las que se encuentran:

·      Planeación: ¿cuál es la proyección de ventas y cómo responderá la empresa a ésta?

·      Diseño: ¿qué es exactamente lo que desea para los productos?

·      Ingeniería: ¿cómo lograr lo que se requiere y qué recursos invertir en esto?

·      Abastecimiento: ¿qué, cómo, por cuánto, cuándo y para cuándo realizar las compras?

·      Producción: ¿cómo utilizar los recursos apropiadamente?

Además de la interacción apropiada entre los procesos, la reducción del WIP se consigue con la implementación de sistemas de producción balanceados, tales como los sistemas JIT y los sistemas de producción modular, en los que el enfoque principal es la generación de unidades terminadas, y no la acumulación de unidades en proceso; mejor dicho, sistemas en los que sólo ingresan las unidades que se pueden finalizar, y por lo tanto, entregar a los clientes y por supuesto, facturar.

De manera que, controlar de forma óptima el WIP permite mejorar indicadores financieros, de cliente y operativos, lo que indudablemente, permite incrementar la competitividad de la organización.

Indicadores impactados al controlar el WIP

·      Ventas

·      Capital de trabajo

·      Flujo de caja

·      Tiempo de retribución del capital invertido

·      Satisfacción del cliente

·      Ciclo de producción

·      Calidad

·      Riesgos

·      Costos de almacenamiento

Finalmente, el control efectivo del trabajo en proceso, y su continua optimización, se convierten en necesidades para todas las empresas de clase mundial, que debe ser atendida incluso desde la alta gerencia, con el fin de incrementar la competitividad de la empresa.

Aumente su productividad controlando el wip
Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment