Un plan de negocio es la ruta detallada de tu empresa, es donde se describe cuáles son los objetivos a cumplir y cómo se ha de desarrollar la empresa en un período determinado. Aplicado a tu empresa,  te va a permitir diferenciarte de tu competencia a futuro.

Este consiste en crear un documento con toda la información sobre la empresa, detallando cómo se organiza, cuál es su visión estratégica, cuáles son sus características, entre otras.

Con este se espera abordar las oportunidades y obstáculos que se te presenten. Debes tener en cuenta que este es un documento de planificación que habla de lo que realmente es tu empresa y qué esperas de ella a futuro.

Elaborar un plan de negocio que refleje lo que realmente es tu empresa, te ayudará a determinar cuáles son las oportunidades de negocio más prometedoras, crea conciencia de los obstáculos que se deben superar, facilita el control y medición de los resultados, y permite determinar con mayor precisión los mercados de interés para la empresa.

Lo recomendable es que este documento no ocupe más de 30 ó 40 páginas, en su versión más extensa, y de 4 a 6 páginas es versión corta, la cual será más amigable para el público en general. Aquí lo que más importa es definir con claridad los siguientes puntos (UPM, 2018):

  • Resumen ejecutivo: trata de resumir en un par de páginas el análisis del documento y el establecimiento de tus estrategias.
  • Historial del proyecto: es importante que menciones los logros que has obtenido desde los inicios del negocio hasta hoy. En el caso que sea un negocio nuevo, no es necesario incluir este aparte.
  • Equipo promotor: este punto te permite identificar a los colaboradores y asesores del proyecto.
  • Productos y servicios: aprovecha este espacio para presentar tu producto o servicio de manera sencilla, pero sobretodo, describe la necesidad del cliente y cuál es el valor agregado.
  • -Análisis del mercado y de los competidores: antes de comenzar un negocio, debes conocer con exactitud cómo funciona el mercado, qué ofrece tu competencia y qué tienes tu para ofrecer. Es una obligación hacer unas estimaciones acerca de la demanda del producto, la respuesta de los consumidores, entre otras cosas.
  • Comercialización (marketing y ventas): es importante que describas cuál es la política de distribución de los productos o servicios, la estrategia de precios, el valor diferenciador y el plan de comunicación y promoción.
  • Operaciones: indica cómo funciona el negocio en el día a día y qué recursos internos se necesitan para ello.
  • Proyecciones financieras: muestra el balance y las proyecciones que permiten comprobar si el negocio es rentable o no a largo plazo. Aquí se deben considerar aspectos con proveedores, pagos, deudas, facturación, etc.
  • Inversión requerida: las proyecciones financieras también ayudan a determinar las necesidades de capital, estableciendo la cantidad de dinero que se requiere, cuáles son las prioridades financieras, cuál es la estructura de capital, entre otras cosas.

Luego de estructurar y diseñar el plan de negocio de tu empresa, debes preparar tu presentación, cuidando dos aspectos principales: la exposición del plan y tu imagen personal.

¿Cómo presentar un plan de negocio exitoso?

Lo primero que debes hacer es crear una plantilla profesional que refleje lo que tu negocio es y que muestre lo que realmente quieres transmitir a tu público, ya sean asociados, clientes o empleados.

Te sugerimos que esta tenga los colores corporativos, algunas formas y el logo de la empresa; esto genera una buena impresión y una identificación más clara de lo que quieres transmitir.

Planea una presentación de máximo 10 diapositivas que hablen acerca del problema, su solución, el modelo de negocio, la ventaja competitiva, el marketing y ventas, la competencia, el equipo, las proyecciones financieras, la situación actual y programa de avance y el resumen y la necesidad de la acción (Soy Entrepreneur, 2010).

Procura que dicha presentación no dure más de 20 minutos, sin embargo, esto también depende de los interlocutores y del lugar donde te presentes. Sin importar esto, realiza una introducción y una conclusión clara de lo que es tu empresa.

Para que el miedo no te venza, conoce a quien te vas a dirigir, considérate una persona más de la audiencia y ensaya tu presentación cuantas veces sea necesario hasta que te sientas seguro.

Práctica comenzando con historia que logre engancharte con tu público, mantén contacto visual, memoriza lo que vas a decir en cada diapositiva, interactúa con tu público y repite constantemente el mensaje central.

Presentación personal

Aunque este no es el punto central de este artículo, debemos mencionar que este es uno de los factores que determinan el éxito en una presentación, ya que en ese momento te conviertes en la extensión de tu negocio.

Recuerda que es a través de ella que reflejas tu personalidad y le imprimes importancia al trabajo que realizas en tu empresa. La ropa y la manera cómo te veas dependerá del tema que se vaya a tratar y del público al que le vayas a hablar.

Busca vestuario adecuado para la ocasión, ya sea formal o informal, cuida tus uñas, tu peinado, el corte de cabello y el maquillaje si eres mujer. Si tienes en cuenta estos aspectos, seguro tendrás mucho éxito en la presentación de tu plan de negocio.

En conclusión, es imprescindible crear un plan de negocio que muestre lo que es la empresa y que producto o servicio ofrece, para luego realizar una presentación clara, precisa y convincente. Si necesitas ayuda en esto, no dudes en contactarnos.

 

Referencias:

UPM [Universidad Politécnica de Madrid]. (2018). ¿Cómo redactar un Plan de Negocio? UPM. Recuperado de http://www.upm.es/sfs/Rectorado/Vicerrectorado%20de%20Investigacion/Oficina%20de%20Transferencia%20de%20Resultados%20de%20Investigacion%20(OTRI)/CreaccionDeEmpresas/Traducciones%20en%20ingles/b%20_redactar_un_plan_de_negocio_v1.0.pdf

Soy Entrepreneur. (2010). Reglas para presentar tu Plan de Negocios. Entrepreneur. Recuperado de https://www.entrepreneur.com/article/263589