Las empresas innovadoras han entendido que la mejor herramienta para responder al mercado y a las exigencias de los consumidores, es tener proyectos, productos e ideas innovadoras que se presenten para ser transformadas a medida que el entorno lo exige.

Y aunque la innovación  se ha convertido en una palabra de moda, esto consiste en ir más allá de realizar pequeños cambios a los servicios o productos que ya oferta la empresa, es un proceso que requiere de cambios en la cultura organizacional.

Sin embargo, uno de los factores de mayor peso que conlleva a la transformación de las empresas y a la implementación de procesos de innovación son los consumidores, teniendo en cuenta que estos son los que toman las decisiones de consumo y por tanto del mercado.

Esta necesidad de cambio, provocada por los consumidores, se debe a que ellos se encuentran en búsqueda de lo nuevo, le gusta encontrar pequeños cambios en lo que ya conocen y manejan, y siempre buscan romper con el aburrimiento (Clos, 2018).

Lo principal es entender al cliente y al mercado, luego se debe explorar la creatividad, la originalidad y la imaginación con que la empresa puede asumir las exigencias que ya hemos mencionado.

De esta manera, las empresas innovadoras definen espacios, momentos y lugares en los que se puedan desarrollar estas nuevas ideas, por lo que diseñan políticas, estrategias y acciones que las llevan a identificar nuevas oportunidades.

Cabe resaltar que este es un proceso gerencial y continuo que debe estar estipulado en el plan estratégico de la empresa, en el que los lideres deben estar dispuestos a re-innovarse en su manera de hacer las cosas, por lo que se preguntan constantemente: ¿cuál es el siguiente paso? ¿cómo se avanzará? ¿cómo se está logrando la consecución de los objetivos?

Siete características de las empresas innovadoras

Estas son sietes características que definen a las empresas innovadoras desde (Baumgartner, s.f.):

  1. Tienen una estrategia única y relevante: aún si una organización es pequeña, es posible que la visión de sus directivos sea la tener una estrategia que esté definida, no sea repetida y que busque aportar algo novedoso a la industria a la cual pertenece, además que logre muchos beneficios para la empresa y sus públicos, así como reconoce la importancia de ser flexible frente a los cambios del entorno.
  2. Creen en la innovación como un medio para alcanzar los objetivos estratégicos: por una parte, las empresas innovadoras se plantean alcanzar objetivos estratégicos que se alineen a su estrategia, por otro lado, estas empresas no asumen la innovación como un objetivo a que apuntar, sino como su visión empresarial.
  3. Estas suelen convertirse en lideres del mercado: la innovación trae consigo el alcanzar una posición de liderazgo en el mercado, ya que cuando las empresas utilizan la innovación para alcanzar sus objetivos estratégicos, es inevitable que sus productos, servicios tomen la delantera frente a su competencia.
  4. Desarrollan ideas: una de las bases de la innovación es el desarrollo de ideas novedosas que lleven a resolver situaciones que se puedan presentar en la empresa, el entorno o con el producto.
  5. Reconocen al fracaso como una opción: este tipo de empresas suelen dar libertad y estímulos para que sus empleados creen, investiguen y emprendan, midiendo el riesgo que estos proyectos puedan conllevar, sin embargo, no se limitan en proporcionar recursos y tiempo para que se lleven a cabo nuevas ideas, ya que esperan que esto potencie nuevas oportunidades para la empresa.
  6. Crean entornos de confianza: como ya lo mencionamos, crear y tener ideas innovadoras trae consigo diferentes riesgos para los empleados y para la empresa, de allí la importancia de que: los empleados tengan confianza entre sí; los lideres no roben las ideas de sus colaboradores; y que los créditos de los proyectos se los den a sus desarrolladores. La creatividad y la innovación se desarrolla cuando las personas de una organización confían unos en otros y en su organización.
  7. Son autónomos: sumado a la confianza, en estas empresas se fomenta la autonomía individual y del equipo, ya que juntas permiten que todas las personas tengan un poco de libertad para alcanzar sus objetivos. De allí que las personas que trabajan en estas empresas, sean personas inteligentes, capaces y creativas.

Estas empresas innovadoras generan y promueven nuevas alianzas, cambios en los comportamientos de los colaboradores, ayuda a encontrar soluciones eficientes a problemáticas de la sociedad y crean una cultura empresarial pensada en las ideas y la creatividad.

Referencias:

Baumgartner, Jeffrey. (s.f.). Las siete características esenciales de las compañías innovadoras. Innovation excellence. Recuperado de https://www.innovationexcellence.com/blog/2013/03/20/las-siete-caracteristicas-esenciales-de-las-companias-innovadoras/

Clod, Ignasi. (2018). 4 características de las empresas más innovadoras. Sociedad de la innovación. Recuperado de https://www.sociedaddelainnovacion.es/caracteristicas-de-las-empresas-mas-innovadoras/