Las dinámicas empresariales y la implementación de diversos tipos de tecnologías en las empresas, se deben en gran parte al Internet de las Cosas [IoT], esto ha permitido el desarrollo empresarial y por tanto el crecimiento de la competitividad en el mercado.

Para ninguno de nosotros es un secreto que la tecnología y los medios digitales han modificado las formas de hacer las cosas en todos los ámbitos de la vida y conocimiento, a tal punto, que hoy dependemos de ellos.

El internet de las cosas es una nueva tendencia que se caracteriza por tener a disposición de las personas, dispositivos físicos como autos, medidores inteligentes, cámaras de seguridad, teléfonos, iluminación, entre otros.

Supone habilitar la conexión a la Red de cualquier objeto o dispositivo de una empresa con el objetivo de maximizar la eficiencia en todos los procesos. Y no solo eso, también posibilita recabar información de una forma más rápida, lo que facilita la toma de decisiones ante cualquier situación o el ahorro de costes, entre otros” (Empresa actual, 2016).

El IoT permite la interacción de la empresa con otros entornos, personas, procesos y datos, con los que se crean nuevas soluciones y mejoras a los requerimientos del mercado y los clientes.

En las empresas, el Internet de las Cosas ayuda a gestionar, recopilar, procesar y analizar datos de manera más clara y sencilla, de esta manera se pueden establecer requerimientos, procesos, avances, etc. (Pardo, tomado de Portafolio, 2018).

Así mismo, el IoT ayuda a generar ahorro en los costos, ya que se pueden contratar servicios tecnológicos externos a la empresa, ahorrando en gastos de mantenimiento, desperdicios y subutilización.

Al hablar de ese tema es importante entender que la tecnología y el internet aportan al control de la calidad, al poder realizar seguimiento a condiciones de maquinaria, procesos, desarrollos y mejoras en los trabajos, equipos y productos.

En cuanto a la relación de la empresa con el cliente, el IoT permite atraer clientes, recompensar a aquellos que ya lo son y a obtener más información de las personas, para luego poder crear relaciones comerciales y emocionales con ellos.

Por otra parte, el internet de las cosas permite realizar seguimiento de actividades realizadas en torno a la cadena de suministro en tiempo real, lo cual facilita la toma de decisiones.

Del mismo modo, esta tecnología permite hacer seguimiento remoto a las diferentes actividades que se estén realizando en diferentes puntos y en tiempo real, facilitando la conexión entre dispositivos y sistemas, los cuales favorecen la productividad y rentabilidad de la empresa.

“El internet permite conectar datos en red para llevar información al ser humano. Esto funciona y tiene sentido porque hay una red interconectada. Es como el sistema nervioso conectado a un cerebro” (Ashton, 2017).

Algunos de los obstáculos a los que se enfrentan las empresas en la implementación del Internet de las Cosas, se dividen en cuatro categorías: plataforma, conectividad, modelo de negocio y aplicaciones determinantes (OpenMind, 2016).

  1. Plataforma:esta categoría incluye la forma y el diseño de los productos, herramientas de análisis empleadas para la transmisión de datos procedentes de todos los productos, y la escalabilidad.
  2. Conectividad:esta categoría incluye todos los elementos del día a día de los consumidores que utilizan dispositivos portátiles, así como coches inteligentes y hogares inteligentes. Desde el punto de vista empresarial tenemos una conectividad en el que las comunicaciones máquina a máquina dominan el panorama.
  3. Modelo de negocio:estos deben cumplir los requisitos de todos los tipos de comercio electrónico, tanto de los mercados verticales y horizontales, como de los mercados de consumo.
  4. Aplicaciones determinantes:cualquier aplicación determinante debe realizar tres funciones: controlar “cosas”, recoger “datos” y analizar “datos”.

En resumen, estos ecosistemas tecnológicos se componen de dispositivos que captan y procesan la información de varios entes. Estos aparatos viven conectados a internet o a equipos que les permite estar conectados.

En las empresas estos tiene una gran importancia, ya que, al lograr integrar estos aparatos a los computadores, maquinarias y procesos internos, se mejora la toma de decisiones y la productividad empresarial, generando mejores ingresos para la empresa. Y aunque en la actualidad, los sectores económicos que están apostando por la aplicación son las casas y automóviles conectados, robots industriales, drones y sector sanitario, las pymes pueden comenzar con pequeñas aplicaciones de esta tecnología a bajo costo.

Con nuestra asesoría y experiencia en investigación e innovación, te guiaremos en el desarrollo de tecnologías que se ajusten a las necesidades de tu empresa como el internet de las cosas, y de esta manera mejorar la productividad y la rentabilidad.

 

Referencias:

Ashton, Kevin. (2017). Internet de las cosas genera valor a toda empresa. El colombiano. Recuperado de http://www.elcolombiano.com/negocios/internet-de-las-cosas-genera-valor-a-toda-empresa-XM7718044

Empresa actual. (2016). El papel del Internet de las Cosas en la Transformación Digital de las empresas. EmpresaActual.com. Recuperado de https://www.empresaactual.com/internet-de-las-cosas/

OpenMind. (2016). Estandarización y retos de implementación de Internet de las Cosas. OpenMind. Recuperado de https://www.bbvaopenmind.com/estandarizacion-y-retos-de-implantacion-de-internet-de-las-cosas/

Pardo, Clara Inés. (2018). El internet de las cosas y su rol en los negocios. Portafolio. Recuperado de https://www.portafolio.co/negocios/el-internet-de-las-cosas-y-su-rol-en-los-519338