Cómo crear una cultura innovadora dentro de la empresa

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una cultura innovadora consiste en desarrollar habilidades y destrezas para generar nuevos productos, servicios o procesos en los diferentes ámbitos de la sociedad.

La cultura innovadora es percibida como aquellos procesos de transformación y de cambio que se implementan en:

– Entorno

– Sociedad

– Cultura

– Ciencia

y en el cómo se aplican a través del reconocimiento de todas las capacidades y las experiencias del individuo común, para vincularlos desde su manera de pensar.

¿Cómo se puede incentivar y mantener una cultura innovadora? 

Si la dirección piensa que para cambiar la cultura es preciso incidir directamente en los valores y creencias que los colaboradores han aprendido y comparten, la tarea puede resultar aparentemente difícil y compleja.

Los valores y creencias forman parte de la gente, están con las personas, en su mente, y por ello son difíciles de cambiar. 

Sin embargo, los altos directivos, con su práctica diaria y su ejemplo; es decir, con su comportamiento, en la forma en que ejercen su responsabilidad y desarrollan sus relaciones tanto formales como informales con los que los rodean, están mostrando continuamente lo que valoran y esperan de sus colaboradores.

Los valores y creencias que forman la cultura de la empresa son en gran parte resultado de una acumulación de experiencias fruto de una determinada forma de funcionar de la dirección. 

Esto sugiere que existe una vía mucho más fácil de lograr el cambio.

La dirección como promotora de la cultura de innovación

La dirección puede promover una cultura favorable a la innovación cambiando la forma de dirigir y guiar a sus colaboradores. 

Esencialmente esto significa que la forma de definir responsabilidades directivas, los distintos sistemas de dirección, y la forma de integrar y coordinar la actuación directiva; reconozcan las opiniones y aportes de la gente a la creatividad y la innovación.

Clayton Christensen (1999), profesor de innovación de Harvard, llega a una conclusión similar cuando afirma que:

«La cultura está comprendida por procedimientos, o formas de trabajar conjuntamente, y criterios compartidos para tomar decisiones, utilizados con éxito de forma repetida a lo largo del tiempo, que han sido adoptados como supuestos básicos».

La mejor alternativa para crear una cultura innovadora es poner en marcha prácticas de dirección, involucrando de forma progresiva a todos los niveles y con diversos medios, que favorezcan el comportamiento innovador, emprendedor y creativo que se persigue.

Cambiando la forma en que dirigimos en todos y cada uno de sus aspectos:

La forma en que fijamos objetivos planificamos, asignamos recursos, evaluamos a los colaboradores, recompensamos, fijamos niveles de responsabilidad y damos autonomía, gestionamos la información, etc.

Estamos conformando la cultura, ya sea de manera consciente o, más a menudo, inconsciente. De nuevo, la tarea apunta a las esferas más altas de nuestras organizaciones.

Aspectos importantes a considerar en este primer acercamiento a la innovación:

  1. 1. La sola generación de ideas, si estas no son implantadas, no obtiene ningún impacto deseado y no constituye innovación; pues generar más ideas no nos hace más innovadores.
  2.  
  3. 2. Cuando la aplicación de una nueva idea se puede llevar a cabo sin alterar el día a día, esta corresponde más al ámbito de la mejora continua que de la innovación.
  4.  
  5. 3. Tanto la mejora continua como la innovación aportan una contribución, un impacto en el mercado o una mejora interna, pero lo que distingue a la innovación de la mejora es que la transformación de la idea innovadora requiere hacer algo distinto de lo que la empresa venía haciendo en el pasado.
  6.  
  7. 4. Ligado al anterior, la innovación exige y se apoya en un nuevo desarrollo, ya sea algún aspecto de conocimientos de base, o un nuevo proceso o un enfoque de dirección, en definitiva algún desarrollo interno que complementa a la nueva idea inicial, innovar hoy facilita innovar mañana.

Hay organizaciones capaces de ser sistemáticamente más innovadoras que sus competidores, son compañías que llaman la atención porque hacen cosas “diferentes”.

Características de una empresa con cultura innovadora 

–  La alta Dirección dedica parte de su tiempo a estar cerca de la innovación para anticiparse a los competidores y acepta e incentiva que sus planteamientos sean retados por colaboradores de niveles jerárquicos inferiores.

–  Existen objetivos estratégicos claros de lo que se espera de las iniciativas innovadoras.

–  No castigan los errores, por el contrario los fomentan. Saben que eso hará surgir la verdadera innovación.

–  Se busca la máxima diversidad (equipos interdisciplinarios) en los equipos de proyectos para que esa “tensión creativa” dé lugar a mejores soluciones.

–  Se fomenta que los todos empleados puedan ser reconocidos por sus ideas innovadoras.

–  Si surge una idea innovadora se toman decisiones rápidamente para evaluar si se puede seguir adelante y se proporcionan algunos recursos para testearla.

–  Los directivos son innovadores porque previamente se han aplicado correctamente procesos de selección y promoción para que esto pase.

–  La cultura organizativa fomenta la crítica constructiva y propone nuevas soluciones para los clientes.

–  Existen pocas creencias limitativas y se usa datos, pero también la intuición.

–  Se sustituye el “es que” por el “hay que” en las tomas de decisiones.

–  Los departamentos de soporte, investigación o producción hacen la vida más fácil a los equipos comerciales.

–  Co-crean la innovación más allá de las fronteras de la empresa: colaboran con competidores, clientes, proveedores, universidades y otras instituciones porque saben que un I+D+I que quiera ser diferencial no se puede apoyarse solo en recursos internos.

¿Asumes el reto de implementar una cultura innovadora en tu compañía? Recuerda que todo está dado por el ejemplo, y comienza desde los altos mandos; se trata un poco de romper esquemas y preconceptos e implementar acciones diferentes para conseguir resultados diferentes.

Referencias:

David Reyero (2013) Por qué es tan difícil tener una cultura innovadora? Recuperado de https://davidreyero.com/mis-temas/por-que-es-tan-dificil-tener-una-cultura-innovadora/

Open Mind (s.f.) Cultura innovadora: valores, principios y prácticas de primeros ejecutivos en empresas altamente innovadoras. Recuperado de https://www.bbvaopenmind.com/articulos/cultura-innovadora-valores-principios-y-practicas-de-primeros-ejecutivos-en-empresas-altamente-innovadoras/

Ruta n (s.f) CULTURA DE LA INNOVACIÓN. Recuperado de https://www.rutanmedellin.org//es/recursos/abc-de-la-innovacion/item/cultura-de-la-innovacion

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicar comentario