Cómo fijar el precio correcto a tu producto

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Fijar el precio de tus productos es una de las tareas más complejas al momento de diseñar una estrategia de costos que sea viable para tu empresa y apta para el mercado.

Este es un proceso que no se puede dejar a la suerte o a la intuición, por lo que se deben contemplar los diferentes factores que intervienen en su producción, distribución y venta.

Lo anterior con el objetivo de fijar el precio más competente para el mercado y que genere los ingresos necesarios para la empresa.

Adicional a esto, es importante crear un valor agregado que complemente las características del producto y el precio, haciendo más competitiva a tu empresa en el mercado y ganando reconocimiento de los clientes.

Los productos son la columna vertebral de la empresa y el precio es lo que ayuda a que se mantenga rígida y establece; por eso, sino se tiene el precio correcto para los productos, la empresa puede fracasar. 

“El precio es la cantidad de dinero que la sociedad debe asumir a cambio de un bien o servicio. 

También se le define como el monto de dinero asignado a un artículo o la suma de los valores que los compradores intercambian por los beneficios de utilizar o disfrutar de un servicio o bien” (Economía Simple, s.f.).

Estos pueden variar de acuerdo a las condiciones del mercado, la oferta y la demanda, de allí que este sea un valor que se intercambia para proporcionar un beneficio, satisfacer una necesidad o resolver un problema.

Pasos para fijar el precio

  1. Determina los costos fijos que tiene tu empresa: son todos aquellos costos que no cambian y son constantes, los cuales incluyen arriendo, servicios, prestaciones, salarios, entre otros.
  2.  
  3. Identifica el costo de producción del producto: es el resultado de sumar los costos de los materiales, costos de fabricación, costos de mano de obra y el valor de los desperdicios.
  4.  
  5. Estudia a la competencia: verifica en el mercado el comportamiento que tienen los productos de la competencia, precios, promociones, descuentos, entre otros.
  6.  
  7. Conoce a tu consumidor: conoce la manera en la que tu consumidor se acerca al producto, de qué manera accede a él, cada cuánto lo compra, entre otras cosas. 

  8. Esto es muy importante, ya que es a ellos a quien se le va a dirigir el producto y el mensaje.
  9.  
  10. Selecciona el porcentaje de utilidad que deseas: adicional a la evaluación de costos realizada en los puntos anteriores, debes escoger el porcentaje de utilidad que quieres obtener de las ventas. 
  11.  
  12. Nuestra recomendación es que no sea muy alto pero tampoco muy bajo, intenta encontrar un punto medio para definir esto.

Los demás pasos a seguir: 

  1. Suma valor agregado: además del precio, el empaque y la calidad del producto, intenta vender una idea, aportar unos rasgos a los consumidores o unirte a una causa noble.
  2.  
  3. Comunica: nunca olvides que todo lo que hagas comunica, por esto, cada letra, color, diseño y mensaje tiene un propósito y orientación.

  4. Por consiguiente, no dejes esto de lado y planea una buena idea para dar a conocer tu producto.
  5.  

Si ya tienes factores claves identificados y desarrollados, puedes comenzar a jugar con ellos para definir el precio del producto. 

Recuerda que no siempre vender más te va a garantizar tener mayores ingresos.

Por ejemplo: si vendes panes a $200 es posible que vendas mucho y logres cumplir con tus objetivos, pero si vendes relojes de lujo, son pocas las personas que estarán dispuestas a pagar mucho dinero por el artículo, y aunque no vendas en masa, una sola venta te puede ayudar a ganar mucho dinero. 

Esto depende del producto o servicio al que tu empresa se dedique a comercializar.

Formula para determinar precios

Una manera muy sencilla de determinar un precio teniendo en cuenta los aspectos de los que ya hablamos es (Khan, 2017):

Precios de venta = [(Costo neto del producto)/(100-porcentaje de ganancia que quieres obtener)] x 100

Donde el costo neto del producto implica transporte, materia prima, mano de obra, empaque, diseño, etc., y donde el porcentaje de ganancia es lo que deseas ganar al vender el producto.

Ejemplo: si tienes un producto que cuesta $1000 y tu quieres obtener el 50% de utilidad, la formula aplicada sería:

Precio de venta= [1000/(100-50)] x 100

Precio de venta= [1000/50] x 100

Precio de venta = [20]x100

Precio de venta = 2000

Esperamos que con estos pasos y esta sencilla formula puedas fijar los precios para tus productos.

 Si crees necesitar ayuda con esto, separa tu cita sin costo con uno de nuestros asesores, haciendo clic aquí 

https://minutodediosindustrial.com/agenda/#agendate 

https://co.pinterest.com/minutodediosindustrial/_activity/

Referencias:

Economía Simple. (s.f.). Definición de precio. Economiasimple.net. Recuperado de https://www.economiasimple.net/glosario/precio

Khan, Humayun. (2017). 10 estrategias para que tus productos tengan precios rentables. Shopify [Blog]. Recuperado de https://www.shopify.com.co/blog/14289285-9-estrategias-para-que-tus-productos-tengan-precios-rentables

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicar comentario