¿Cómo gestionar un portafolio de proyectos de innovación?

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La gestión de proyectos de innovación es un proceso que necesita de capacidades como la estrategia, la gobernanza y la captura de oportunidades que le aporten un alto valor a la empresa. 

Por lo tanto, va más allá que la obtención ideas, pues en dicho proceso es fundamental que existan lineamientos estratégicos que dirijan la forma cómo se gestionarán las iniciativas en innovación.

Estos lineamientos permitirán escoger las ideas que se encuentran en distintos gracias de desarrollo, por lo que se requiere de la gobernanza para descartar las que no cumplan con los criterios mínimos y acelerar las que sean aptas.

En ese orden de ideas, podemos decir que el portafolio de proyectos de innovación juega un papel fundamental en la clasificación que mencionamos anteriormente, ya que esta herramienta comprende:

  • Las dimensiones estratégicas
  • El perfil de riesgo
  • Balance 
  • Las métricas de las acciones que se realizarán

Además, con un portafolio de innovación tendrás claras las reglas de ingreso, desarrollo, abandono, implementación y escalamiento de cada uno de los proyectos que los componen. 

Este portafolio se mide en términos de riesgo y retorno, por lo que se puede decir que es una herramienta clara y sencilla de ordenar, que facilita la toma de decisiones en el Comité de Innovación de la compañía.

Objetivos para gestionar el portafolio de innovación

  1. Maximizar el valor del portafolio de nuevos productos

Lo ideal es contar con un portafolio que genere rentabilidad a largo plazo y aumento el retorno de la inversión en el desarrollo de nuevos productos. Además, es fundamental asignar los recursos económicos y de talento humano con el objetivo de aumentar el valor del portafolio, a través de modelos de puntuación y listas de comprobación.

  1. Alinear el portafolio con la estrategia del negocio

La finalidad es asegurar que la estrategia de innovación esté alineada con la estrategia general de la compañía y que además, la primera adapte los recursos a sus prioridades de manera que se evite los gastos innecesarios. 

Las decisiones con respecto a este punto se pueden tomar de manera ascendente o descendente, según la cantidad de proyectos que se tengan.

  1. Administrar el portafolio de proyectos de innovación

La gestión de este portafolio permite ordenar y hacer seguimiento de los mismos a través de herramientas visuales que proporcionan una mejor observación de los estados en los que se encuentran los proyectos. Algunos de ellos son:

  • A corto y otros a largo plazo
  • De alto y bajo riesgo
  • De diferentes sectores y tecnologías
  1. Seleccionar la cantidad correcta de proyectos

Para ello, hay que tener en muy presente los recursos con los que se cuenta, al igual que la cantidad de proyectos de innovación, ya que en ocasiones esto se omite, produciendo demoras y reprocesos que no permiten finalizarlos a tiempo.

Elegir la cantidad adecuada de proyectos te ayudará a maximizar los recursos; esto se puede lograr a través de listados jerarquizados y supervisando la oferta y demanda, con el propósito de destinarlos estratégicamente.

¿Cómo gestionar el portafolio de proyectos de innovación?

La inclusión de los proyectos de innovación en dicho portafolio debe ser decisión del Comité de Innovación, el cual sigue los parámetros mencionados a continuación:

  • ¿El proyecto se alinea con la estrategia de innovación, es decir, cumple con la posición competitiva que se quiere alcanzar?
  • ¿El tamaño de la necesidad y el impacto esperado son viables?
  • ¿Cuenta con el compromiso de la organización?
  • Finalmente se inicia la etapa de aceleración, estableciendo cuál será la línea base de retorno esperado y riesgo, se hace levantamiento de las incertidumbres críticas que existan en el proceso y el levantamiento de la evidencia.

Estos proyectos pueden llegar a tener dos destinos: 

El abandono: cuando las incertidumbres críticas no se logran despejar, si no alcanza el impacto esperado o no cuenta con el soporte necesario por parte de la organización. 

El traspaso: en el que la iniciativa logra superar gran parte de las incertidumbres y se convierte en una propuesta innovadora viable para la organización.

Por lo tanto, la gestión de proyectos de innovación a través de un portafolio es una alternativa positiva para la empresa, ya que permite enfocar los esfuerzos en los proyectos que realmente:

  • Aportan valor estratégico
  • Se preocupa por el balance gracias a la medición del riesgo y retorno
  • Comprende los experimientos y prototipos como opciones potenciales para la toma de decisiones en la compañía.

Esta herramienta es sistemática y permite medir la innovación en la empresa, para convertirla en una pieza clave de transformación hacia el futuro, haciéndola competitiva y facilitando la comprensión por parte de la gerencia.

En Minuto de Dios Industrial contamos con un Comité de Innovación que se encarga de gestionar los proyectos de innovación que se pretenden realizar en la empresa. 

Si estás buscando asesoría para llevar a cabo un portafolio de proyectos de innovación, nosotros te brindamos el acompañamiento y las herramientas para que logres este objetivo.

Referencias:

Pontificia Universidad Católica de Chile (2019) Gestión de portafolio: innovación sistemática, medible y auditable. Recuperado de https://gyn.claseejecutiva.uc.cl/gestion-de-portafolio-innovacion-sistematica-medible-y-auditable/

Stage Gate (s.f.) Gestión del Portafolio innovación. Recuperado de https://www.stage-gate.la/gestion-del-portafolio/

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios