¿Es mejor emprender solo o acompañado?

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

A la hora de emprender un proyecto surgen dudas si hacerlo solo o acompañado, todos los casos son diferentes y se deben analizar todas las circunstancias, lo que es claro es que si emprender de por sí es difícil, solo es mucho más. 

Sin embargo; para tomar decisiones conscientes debes tener en cuenta algunas ventajas y desventajas de ambas modalidades.

Las principales ventajas de emprender solo es que tienes el poder de todas las decisiones de la empresa con mayor libertad, de esta manera, puedes definir el camino que quieres que tome tu negocio y obtener los beneficios de éste. 

Emprender un negocio también conlleva muchos riesgos, y puede que no quieras enfrentarte a los riesgos tú solo, en este momento es importante contar con un socio ya que te permite contemplar más ideas y tener acceso a puntos de vista que quizá no se te pasaban por la cabeza.

Puntos a considerar para emprender

  • ¿Compartes los mismos objetivos con quien sería tu socio?

    Pues todas las personas del proyecto deben de estar alineadas con el objetivo del proyecto y todos deben de ofrecer el mismo grado de esfuerzo y dedicación a este.

  • La toma de decisiones

    Cuando se emprende con socios, es más fácil afrontar cualquier tipo de problema o dificultad, pues es importante tener apoyo y cuando se da el respaldo se continúa avanzando más rápido.

  • ¿Son perfiles complementarios?

    Algo importante a tener en cuenta es que si buscas alianzas con alguien, éste debe de ser un complemento tuyo; es decir, si tu destreza está en la parte operativa, tu socio deberá fluir en el área estratégica por ejemplo, de esta manera se cubren más áreas del proyecto y se forma un gran equipo de trabajo.

  • ¿Y si alguien se quiere retirar?

    Aquí es muy importante tener un acuerdo de socios, donde se expongan todas las posibles situaciones y llegado a ese momento de la verdad, el proyecto pueda continuar.

Respecto a este último punto, si son solo dos personas en el equipo, es necesario que uno de los dos tenga un poco más de participación que el otro, si uno tiene un 51% d e participación respecto a un 49%, nunca se bloquearán en la toma de decisiones. 

“Cuando montas un negocio con amigos, todos tienden a adjudicarse un tercio. Es importante entonces redactar muy bien los estatutos sobre cómo resolver las diferencias que surjan, porque para coger dividendos todo el mundo se apunta, pero para aportar capital siempre hay problemas. En esos casos, es preferible que haya alguien que tome las decisiones, aunque se discutan y se pongan sobre la mesa, pero debe haber uno que decida con el 51%”.

Finalmente, ten en cuenta todas estas recomendaciones, solo así podrás identificar si estás listo para emprender solo o en compañía. El mejor consejo que podemos darte es que te asesores con expertos y que empieces a explorar plataformas que te permitan automatizar procesos como envíos de correos, planificación de citas con recordatorios, entre otros, para que así puedas dedicar más tiempo a tu negocio.
Referencias:

Aragón Emprendedor. (2015). ¿Solo o en compañía? Emprender en solitario o no. Recuperado de http://www.aragonemprendedor.com/blog/2015/12/04/solo-o-en-compania-emprender-en-solitario-o-no/

Quipu Blog – (2018) ¿Emprender solo o con un socio? Recuperado de https://getquipu.com/blog/emprender-solo-o-con-un-socio/#ventajas-y-desventajas-de-emprender-solo

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios