El mundo industrial está en la víspera de una nueva revolución, conocida como la Industria 4.0. El mundo digital se une con el mundo físico para transformar los procesos industriales tradicionales y mejorar la productividad, convirtiendo a las empresas en espacios de trabajo inteligentes y con un alto nivel de competitividad. Sin embargo, todo cambio promete retos que si se anticipan pueden convertirse en oportunidades de aprovechamiento dentro de la industria.

¿Qué es?

Al igual que el vapor supuso la primera revolución industrial, la producción en masa la segunda y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) la tercera, actualmente, nos encontramos a las puertas de una cuarta revolución, conocida también como la Industria 4.0, un concepto relativamente reciente, acuñado por el gobierno alemán para describir la fábrica inteligente, es decir, la digitalización de los procesos productivos en la industria mediante tecnologías digitales y sistemas de información para transformarlos y hacerlos más eficientes.

Habilitadores digitales

Todas las revoluciones industriales han tenido una serie de herramientas o avances tecnológicos que los han hecho posibles. La primera pudo darse gracias a invenciones como la máquina de vapor o el telar mecánico. La segunda estuvo marcada por la aparición de la energía eléctrica y las cadenas de montaje, la tercera se basó en el uso de la electrónica y la informática para promover la producción automática. Ahora, el conjunto de tecnologías que posibilita la cuarta revolución es llamado habilitadores digitales, que se refiere a aquellas tecnologías que permiten la hibridación entre el mundo físico y el digital, para hacer de la industria una industria inteligente.
Actualmente ya se implementan muchos habilitadores digitales, sin embargo para poder entender los retos y oportunidades que traerá esta nueva revolución, es necesario entender en qué consiste cada uno y los beneficios de fusionarlos entre sí para lograr los objetivos de digitalización y mejoramiento a los que apunta la Industria 4.0 en los diferentes procesos de la producción de una empresa.

Entre los más relevantes están:

-Internet de las Cosas (IoT) y Cloud Computing:

Hace referencia a la capacidad de interconexión de las máquinas u objetos, gracias a que están dotadas con tecnologías de recopilación de datos que se guardan en la nube y que pueden predecir el estado de los equipos y alguna falla existente en cualquier proceso que esté conectado a la red.

-Impresión 3D:

Consiste en la incorporación de la fabricación aditiva (piezas u objetos construidos a partir de modelos 3D) para permitir una mayor personalización en el diseño de las piezas a fabricar, reducir costos en el uso de materiales, realizar prototipado rápido, entre otros.

-Big Data industrial:

Las operaciones de fabricación generan cantidades masivas de datos, por lo que es un entorno ideal para implementar sistemas Big Data. El Big Data analiza estas cantidades de información, y de esta manera permite predecir fallos de maquinaria, anticipar las operaciones de mantenimiento, mejorar la optimización de los procesos, conocer los patrones de compra de los clientes, entre otros.

-Tecnologías de visión (Realidad Aumentada/Realidad Virtual/Visión por Computador):

Son tecnologías que pueden simular la realidad y hacer uso de herramientas digitales para mejorar los trabajos de mantenimiento, el control de la fabricación así como los procesos formativos de los trabajadores.

-Automatización y robótica inteligente:

La automatización se puede dar por el empleo de sistemas mecánicos-eléctricos basados en computadoras para la operación y control de la producción, robots industriales que ayudan a los operarios de forma amigable y sin riesgos para la seguridad.

-Ciberseguridad:

En la Industria 4.0 son muchas las tecnologías que se van a utilizar y muchos los objetos industriales que se van conectar para intercambiar información y poder controlar los sistemas de producción, por lo que se han de aplicar las medidas de protección adecuadas para prevenir ataques que puedan alterar el correcto funcionamiento de las fábricas con el consiguiente riesgo económico que eso puede suponer.

 

LOS DESAFÍOS

Puede ser que la industria apenas se esté preparando para afrontar los cambios a los que se verá expuesto en poco tiempo por los avances acelerados en cuanto a invenciones y desarrollos tecnológicos, la idea de impulsar la competitividad de la mano de la digitalización es una idea muy cautivadora para toda industria, sin embargo para un total aprovechamiento de este nuevo escenario que se aproxima, el primer paso a dar es evaluar los desafíos reales a los que se debe enfrentar la industria, los principales son:

-Inversión en tecnología:

Las empresas deberán evaluar sus modelos de innovación y capital para nuevas tecnologías de información, sensorización y de procesado inteligente que son la base de la revolución 4.0. Además no bastará con invertir en la adquisición, sino también en la capacitación de su equipo de colaboradores para que puedan adaptarse a los cambios en cuanto a los procesos de producción con tecnologías más avanzadas.

-Talento humano especializado:

En esta nueva era, los profesionales que necesita la industria pertenecen a áreas muy concretas, relacionadas con la robótica, la nanotecnología y el manejo de altos flujos de información. La industria necesitará mano de obra más cualificada, que cambiará el trabajo manual por el manejo software, por lo cual dependerá de que el equipo esté capacitado en habilidades digitales para desarrollar sus actividades.

-Ciberseguridad:

En fábricas con un gran nivel de interconectividad y flujo de datos, el riesgo de ciberataques es también mayor. Por eso es imprescindible innovar y desarrollar sistemas de ciberseguridad.

-Cadena de valor:

La cadena de valor se verá afectada en los ámbitos de comercialización u operaciones, donde se definen nuevas metas de productividad, agilidad y flexibilidad. Pasaremos de productos tradicionales a productos digitales conectados, de vender activos a vender el uso de los activos.

LAS OPORTUNIDADES

La digitalización de los procesos de productividad para convertir la industria en fábricas inteligentes trae muchas ventajas desde la optimización de costos, gestión de la información y especialización de la demanda de los clientes a través de diseños 3D, es una apuesta por la innovación y el aprovechamiento de los avances tecnológicos. Las principales oportunidades se agrupan en los siguientes conceptos:

-Internet de las cosas:

Con cientos de dispositivos conectados y transmitiendo información a plataformas en la nube al interior de una empresa, la Industria 4.0 permitirá que la industria tome decisiones más informadas y en tiempo real para optimizar sus procesos productivos, evitar disrupciones y satisfacer una demanda por parte de los consumidores que será cada vez más personalizada y volátil.

-Fabricación ágil y flexible:

Las máquinas conectadas en tiempo real impulsarán la adaptabilidad de la cadena de producción. La cadena de fabricación será más rápida y flexible.

-Procesos predictivos:

Las unidades de producción y la monitorización extendida facilitarán una analítica avanzada que permita el mantenimiento predictivo.

-Cadena de suministro tensa:

La Industria 4.0 permitirá alcanzar una trazabilidad global, continua y en tiempo real. Se logrará un flujo sincronizado, con nuevos niveles de agilidad, precisión y eficiencia.

-Comercialización digital:

Ya no es una novedad, que las personas se valgan de internet para modelar sus decisiones de compra, esta comercialización digital da la posibilidad de una visibilidad precisa y en tiempo real de lo que el cliente demanda. Esto permite anticiparse a sus necesidades y adaptar la cadena de suministro de manera flexible.
Estas y más oportunidades se vienen para la industria con la conexión a internet de todos sus procesos de producción, o lo que llamamos entonces como el internet de las cosas, que es la base fundamental de esta cuarta revolución industrial.
Basta con mirar ejemplos de empresas pioneras en la digitalización de sus procesos como Siemens, que hoy en día cuenta con una fábrica digital, donde fusiona el mundo real con el mundo virtual, automatizando todos los procesos de manufactura, simulando la producción antes de la fabricación real. Construye líneas de automatización y procesos de diseño antes de que se haya construido la planta. En Siemens, copian el proceso de fabricación en tiempo real para mejorar todo: ingeniería, calidad, tiempo… y luego, lo vuelven a copiar al mundo real de la manufactura, previniendo cualquier tipo de error que pueda generar reprocesos y altos costes. Con las fusiones que hace de los habilitadores tecnológicos y la creación de nuevos modelos de negocio, Siemens se convierte en un líder hacia el camino de la cuarta revolución industrial.
 
Si queremos tomar ventaja de los retos de hiperconectividad y productividad al servicio de la digitalización, para aprovechar las oportunidades que se aproximan con lo antes expuesto, la industria deberá estar vinculada a más innovación y a más calidad. Este desarrollo digital que estamos presenciando avanza de manera exponencial y por tanto, no hay tiempo que perder. Quienes se adapten serán más competitivos y productivos, se conectarán más con sus clientes y podrán predecir fallas en sus procesos gracias a sus fábricas inteligentes. Quienes no lo hagan, quedarán rezagados.

Referencias bibliográficas:

Guerrero, M. (2016). Cuarta Revolución Industrial: Transformación Digital en la Industria 4.0. [Entrada de blog]. Recuperado de https://manuelguerrerocano.com/cuarta-revolucion-industrial-transformacion-digital-la-industria-4-0/
De la Torre, M. (2016). Analizando las oportunidades de la industria 4.0. [Entrada de blog]. Recuperado de http://aditechcorp.com/blog/analizando-las-oportunidades-de-la-industria-4-0/
Arrieta, E. (2015). La industria 4.0 se abre camino. [Entrada de blog]. Recuperado de http://www.expansion.com/economia-digital/innovacion/2015/11/25/5654766a22601d0e338b4658.html
SAT. (2016) Los habilitadores digitales de la Industria 4.0. [Entrada de blog]. Recuperado de http://www.fundacionctic.org/sat/articulo-los-habilitadores-digitales-de-la-industria-40
Industria Conectada 4.0. (2016). La transformación digital de la industria española. (Informe digital). Recuperado de http://www6.mityc.es/IndustriaConectada40/informe-industria-conectada40.pdf