Método kaizen, mejora continua

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Grandes empresas como Toyota, Honda y Sony, utilizan el método Kaizen para mejorar continuamente en sus empresas. Pues resulta que este método es aplicable a cualquier aspecto de tu vida, si logras convertirlo en un hábito.

Y aunque no es una camisa de fuerza, esta metodología tiene grandes beneficios para la vida personal y para los negocios, ya que se basa en la idea de que, con pequeños cambios bien organizados, puedes lograr los objetivos que quieras alcanzar, además de mejores resultados.

Entonces, para contarte mejor de qué se trata el método kaizen, te explicamos qué significa la palabra Kaizen. Esta palabra se divide en dos; Kai que traduce cambio y zen, que quiere decir mejor, las cuales juntas dan a entender que es un proceso de mejora continua.

 

¿Para qué sirve el método Kaizen en mi empresa?

Este método, creado en Japón después de la segunda guerra mundial, contribuye enormemente a eliminar aquellos procesos de una compañía que generan pérdidas de tiempo, es decir, aquellas tareas o elementos incluidos en la producción que la hacen más lenta.

La presencia de este tipo de elementos en el proceso de producción se puede deber a una mala gestión en la organización, por lo tanto, es clave incorporar softwares para medir la productividad de tus colaboradores y así controlar mejor los tiempos de entrega de sus actividades.

Recuerda, para que este método funcione en tu empresa y para que se convierta en un hábito para tus colaboradores, debes convertirlo en un componente fundamental de la cultura corporativa de tu compañía, es decir, que todos se involucren, participen y traigan cada día ideas nuevas de mejora.

 

Paso a paso para aplicar el método kaizen

El primer paso para aplicar este método en tu empresa o en tu hogar es simplificando las tareas diarias, con ello queremos decir que para alcanzar objetivos grandes, es necesario realizar pequeñas acciones diarias que poco a poco vayan contribuyendo al logro del objetivo, lo que a la final resultará en mejores resultados.

Posteriormente, debes ser constante en la aplicación de esta técnica de mejora continua; se dice que si haces algo diariamente por lo menos unos 21 días o 30 días, se vuelve un hábito, eso es exactamente lo que debes conseguir para que tu productividad llegue al máximo nivel.

 

Ejemplo para la aplicación de este método

Pongamos un ejemplo claro de cómo se debe aplicar el método kaizen en una situación puntual de una empresa. Supongamos que se está atrasando la entrega de un pedido bastante grande que hizo un cliente que compra frecuentemente.

 

Escucha

Para solucionar el problema, lo principal es que todos los implicados tengan la oportunidad de dar sus opiniones sobre lo que está pasando y plantear posibles soluciones, sin importar su nivel en la compañía.

 

Crea un equipo diverso y multidisciplinar

Acto seguido, debes ir moviendo estratégicamente a tu equipo de manera que esto te permita crear un equipo multidisciplinar, lo que motivará la generación de ideas más creativas y variadas, al igual que distintos puntos de vista que aporten a la solución.

 

¿Qué debo hacer después?

Recoge y analiza la información

A continuación debes recoger los datos, tanto la opiniones de tus colaboradores, como los resultados obtenidos en el análisis de los tiempos de entrega en el proceso de producción. Para ello existen una serie de softwares para obtener datos reales, sin duplicidades.

 

Visita y revisa las zonas conflictivas

Luego, es necesario que vayas a los lugares donde se detectaron los problemas, hablar con las personas que están directamente involucradas, teniendo como principal objetivo analizar de forma objetiva lo que está pasando y respetando los esfuerzos de cada uno de ellos.

 

Crea un calendario de acciones

En este punto deberás crear un calendario con las respectivas acciones que solucionarán el problema; en él, deberás incluir los responsables y obviamente las fechas límite de cada una de ellas, así habrá un orden claro para proceder, sin confusiones.

 

Evalúa los resultados obtenidos

Te recomendamos que uses informes concisos, que sean muy visuales, así todos podrán entender cuáles fueron los resultados obtenidos e incluye una breve conclusión de análisis cualitativo que explique mejor lo analizado. Si no se obtuvieron buenos resultados, lo ideal es que se repitan los pasos anteriores para hallar la solución buscada.

 

Seguimiento y control de resultados

El seguimiento y control de los resultados a corto, mediano y largo plazo, te permitirán estar al tanto de los cambios que se vayan generando en la empresa con relación al problema detectado, así como en la aplicación de las soluciones, mejoras, etc.

Por consiguiente, si los resultados obtenidos fueron los esperados, deben guardar muy bien esa información para que sea usada a futuro como referente de un caso exitoso aplicado con este método en la compañía.

 

Conclusión

De acuerdo con todo lo que te contamos aquí, podemos concluir que el método kaizen nos ayuda a limpiar nuestros lugares de trabajo, sea en casa, como estamos muchos de nosotros en estos momentos o en la oficina, para quienes ya retornaron.

Además, contribuye a la mejora de la productividad, así como en el bienestar de los colaboradores, gracias a que busca eliminar aquellos elementos que nos hacen perder el tiempo y que obstaculizan un flujo de trabajo tranquilo, sin inconvenientes.

 

Referencias:

Rock Content (2019) Descubre qué es el método Kaizen y cuáles son sus beneficios a las empresas. Recuperado de https://rockcontent.com/es/blog/metodo-kaizen/

Bizneo (2021) El método Kaizen: mejora continuamente tu empresa. Recuperado de https://www.bizneo.com/blog/metodo-kaizen/

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment