8 pasos para la gestión del cambio

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Con el paso de los años la historia se ha construido con base a los avances que demandan cada una de las épocas por las que hemos pasado y los cambios han sido inminentes, la transformación de los entornos y las necesidades de las personas no paran de cambiar, por eso hoy hablaremos de la gestión del cambio.

La adaptación es la clave para que las empresas se mantengan en el entorno, dentro de las mismas existen elementos intangibles que facilitarán la transformación como los equipos de trabajo, quienes van a impulsar y gestionar el cambio; los sistemas de comunicación, que contribuirán la divulgación del cambio y; la cultura y el liderazgo, los cambios irán siempre dirigidos a concordancia con la cultura de la empresa.

Por eso como organización es importante conocer los pasos para una buena Gestión de Cambio y así aprender a realizar la implementación exitosa de la transformación.

A lo largo del tiempo se han desarrollado varias teorías que categorizan las etapas que debe pasar una organización cuando se ve enfrentada al cambio, en este artículo te mostraremos los pasos según el modelo Kotte, creado por el profesor de la Universidad de Harvard, John Kotte, que se basa en promover los cambios desde el liderazgo.

Cómo desarrollar la gestión del cambio

  1. Crear necesidad de cambio:

Desarrollar un sentido de urgencia, los altos mandos son quienes deben impulsar la construcción de la urgencia de esta forma, a través de la motivación se despertará el deseo inicial para poder ejecutarlo para que este empiece a forjarse en todos los niveles de la organización.

  1. Formar una coalición:

La gestión para el cambio también nos permite localizar a los líderes dentro de la organización, un liderazgo y un apoyo fuerte ayudaran a la aceptación a los cambios requeridos.

Estos líderes no necesariamente deben ser de altos mandos, su liderazgo puede provenir de su experiencia, status o capacidad de relacionamiento, lo realmente importante es que una vez identificados, trabajemos con ellos para ahondar en esta construcción. 

  1. Crear una visión de cambio:

Se debe construir una hoja de ruta al cambio, que nos ayudará a disminuir la resistencia a este entre los miembros de la compañía.

La visión debe ser clara y fácil de comunicar, que les permita a nuestros colaboradores ver y entender qué se está tratando de conseguir, para crear una estrategia que permite alcanzar esa idea de cambio.

  1. Comunicar efectivamente la hoja de ruta:

La visión o el cambio a seguir, deben comunicarse de forma constante y adecuada a todos los niveles de la organización, para enviar un mensaje más claro debe incluirse a toda la compañía.

Hablar frecuentemente al respecto, responder honestamente las dudas y ayudar a esclarecer los temores; aplicarla en las operaciones y en la toma de decisiones; así como actuar acorde a ella.

  1. Eliminar obstáculos:

Es importante reconocer potenciales amenazas para eliminarlas, procesos o estructuras de la empresa que frenan o detengan el progreso.

Revisar que la estructura de la organización y los procesos estén alineados con la nueva etapa, recompensar a quienes trabajan para el cambio e identificar a quienes aún no lo hacen para ayudarles en el proceso.

  1. Asegurar triunfos a corto plazo:

Mantener la motivación trazando metas a corto plazo que permitan a nuestros colaboradores ver los resultados, triunfos y beneficios del proceso de cambio.

Para esto es importante analizar los pros y los contras del proyecto, apostar por proyectos dentro de la organización y metas con una alta posibilidad de éxito, y compartir los resultados.

  1. Construir sobre el cambio:

Dentro de la gestión para el cambio, es importante adaptar una postura de mejora continua, siempre trabajar en el foco de los beneficios que trae el acoplarse a las necesidades de cambio.

Cada resultado alcanzado es una oportunidad para analizar qué salió bien y qué aspectos se pueden mejorar.

  1. Anclar el cambio a la empresa:

El último de los 8 pasos según el profesor Kotter consiste en hacer que el cambio conseguido se convierta en parte de la cultura organizacional, para que de esta forma sea transversal a todas las acciones y niveles empresariales en el diario de la compañía.

Los líderes identificados en uno de los puntos anteriores nos ayudarán a mantener el cambio y evitar un retroceso a la fase inicial.

Podemos decir que el proceso para la gestión del cambio se puede entender como una necesidad para las organizaciones con la cual se busca un avance en los resultados de la compañía según su sector de trabajo, por eso es importante:

– Definir

– Comunicar

– Detallar

– Desarrollar según la estrategia del sector 

– Asegurar el cambio dándole seguimiento continuo a las estrategias implementadas.

Interesante, ¿no? Aprovecha estos consejos para que lleves a cabo la gestión del cambio en tu empresa y alcanza el éxito con la misma.

Referencias:

Iberdrola. La gestión del cambio: una habilidad básica para las empresas y las personas en el siglo XXI. S.f. Recuperado de: https://www.iberdrola.com/talento/que-es-gestion-del-cambio

Negocios y empresa. 8 pasos de Kotter | Modelo para la gestión del cambio organizacional. S.f. Recuperado de: https://negociosyempresa.com/8-pasos-del-modelo-kotter/

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment