Cuando una empresa se encuentra en un proceso de cambio o busca mejorar su productividad y la motivación de sus empleados, muchas veces recurre a la remuneración por desempeño. Esta consiste en pagar por los objetivos alcanzados y no por el tiempo laborado. El propósito de este tipo de remuneración es premiar la productividad de los empleados.

Para obtener un mayor rendimiento por parte de los trabajadores, se implementan sistemas de incentivos que motiven a los empleados a realizar sus tareas con entusiasmo y así los resultados llegan a ser de mejor calidad. Este sistema aporta a la motivación de los trabajadores porque de alguna forma los transporta a un proceso de competitividad donde el que mejor trabaja y el que mejor desarrolla el producto, mayor remuneración obtiene por sus esfuerzos. De esta forma, se aumenta la productividad de la empresa o de la compañía.

Este tipo de remuneración compara el desempeño de un trabajador con otro desde su misma actividad, donde se conceden incentivos individuales a los mejores trabajadores y así se motiva al resto a mejorar su trabajo con el propósito de alcanzar ventaja sobre sus compañeros y obtener beneficios por parte de la empresa. Los trabajadores reaccionan de una manera racional a este incentivo, ya que aumentan la competitividad entre ellos y se alientan unos a otros a poner un mayor esfuerzo en sus trabajos, lo que termina en una mayor productividad.

remuneracion, desempeño, motivacion, eficacia, productividad, exitos, calidad

Tipos de incentivos

Existen dos tipos de incentivos, los incentivos casuales y los estructurados. El pago de incentivos existe para premiar los resultados de un desempeño específico en lugar de retribuir solo por tiempo de trabajo realizado.

Incentivos casuales.

Son reconocimientos hechos a frecuencias variables e inesperadas. Este tipo de incentivos son realizados por parte de los directivos a sus trabajadores de una forma, tal como lo indica su nombre, casual, es decir una manera de decirles que están haciendo un buen trabajo y que se han notado sus esfuerzos en cualquier momento del día sin tener una frecuencia o un tiempo específico. Cuando a las personas se les reconocen sus puntos buenos, se motivan en forma positiva para realizar un buen trabajo y mejorar la productividad de la empresa.

Incentivos estructurados.

Los cuales dependen de criterios que conocen los trabajadores, con los cuales se premia su desempeño. Algunos de estos criterios son:

  1. Calidad: existen varias definiciones de calidad, pero todo depende del resultado y de lo que el cliente busca. Es el resultado de un trabajo realizado con esfuerzo, donde se trabaja de forma eficaz para poder satisfacer el deseo del consumidor. El nivel de calidad se mide dependiendo de las opiniones, reacciones y preferencias del cliente.

  2. Producción: es el conjunto de métodos o procesos utilizados para transformar materias primas, ideas, conocimiento en bienes o servicios.

  3. Eficiencia: es la capacidad de alcanzar un objetivo o lograr una meta utilizando la menor cantidad de recursos, estos se puede referir tanto físico como económicos. Un comportamiento eficiente es aquel que plantea una estrategia racional y coherente que permite maximizar y optimizar el tiempo, los recursos y las decisiones.  Cuando se habla de eficiencia, es la relación de producción, tiempo y calidad que hay en la creación de un producto o un bien. Una producción eficiente es la que toma poco tiempo desarrollar, es de buena calidad y no necesitó de muchos recursos para su producción.

  4. Asistencia: es la presentación en la hora adecuada al trabajo o a la entrega de ciertas actividades que tenga un empleado exactamente a la hora propuesta. La puntualidad y la asistencia impactan de manera positiva la capacidad financiera de una organización.

remuneracion, desempeño, motivacion, eficacia, productividad, exitos, calidad

La remuneración por desempeño tiene como objetivo la motivación del personal, la cual se puede definir como el énfasis en un determinado medio para satisfacer una necesidad, creando o aumentando con ello un impulso para que ponga manos a la obra a esa actividad o acción. Son las actitudes que dirigen el comportamiento de una persona hacia el trabajo y lo apartan de la recreación . Es el impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento, hasta alcanzar la meta u objetivo deseado.

Efectos positivos y negativos a la hora de usar la remuneración por desempeño.

Cuando se premia el trabajo individual, fácilmente puede conllevar a una competencia entre los trabajadores, esto puede aumentar la productividad en la compañía pero a su vez puede crear un ambiente laboral tensionado donde  todos quieren ser el mejor y terminan enfocándose en ellos mismos y no en el trabajo grupal que también hace parte del éxito de una compañía.

Positivamente, la remuneración por desempeño trae un aumento motivacional en cada uno de los trabajadores que remite a un aumento de la productividad, la persona que más trabaje y mejor haga su trabajo obtiene un beneficio, un incentivo y así la producción se hace más rápida, más eficiente y de mejor calidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Oscar Javier Salinas. (2001). Remuneración por desempeño y objetivos [Entrada de Blog]. Recuperado de: (https://www.gestiopolis.com/remuneracion-desempeno-objetivos/)

Nancy Katherine Zambrano Acosta. (2014). Esquema de Incentivos [Entrada de Blog]. Recuperado de: (http://incentivospornancy.blogspot.com.co/2014/05/esquema-de-incentivos.html)

Ramón E. Ynfante T. (2008). Los incentivos y la motivación laboral [Entrada de Blog]. Recuperado de: (https://www.gestiopolis.com/los-incentivos-y-la-motivacion-laboral/)