Tips para vender una idea de negocio

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ser emprendedor nace de tener una idea de negocio que requiere ser desarrollada, trabajada, consolidada y estructurada, de allí la importancia de crear un plan de negocio que incluya un proceso de venta solido.

Vender no es una tarea sencilla, de hecho, es tedioso y hasta aburridor, sin embargo, no es una tarea que podamos dejar de lado. Todo comienza con la necesidad de llamar a un posible cliente o realizar una reunión de negocios, lo cual puede llegar a ser una tortura, por lo que aparecen los nervios, los bloqueos y las dudas.

Consejos para vender una idea de negocio

Si tu producto no es malo y tu idea de negocio es increíble, el problema está en que no has aprendido a vender. Pero no te preocupes, aquí te compartimos unos consejos sencillos, fáciles y prácticos que te darán confianza para vender:

Nunca dejes de llamar hasta llenar tu agenda.

La llamada tiene como objetivo concretar una cita, no contar lo bueno y genial que es tu idea de negocio en ese momento. Por esto, debes realizar un guion con un saludo natural en el que te identificas de una manera corta, mencionas un objetivo breve que despierte interés para generar la cita y finalmente debes encontrar disponibilidad de tiempo de la persona, ofreciendo dos opciones de fechas y hora para concretar la cita. Demuestra siempre seguridad.

Tu confianza y actitud garantiza el éxito de la reunión de negocios.

  1. Primero, si tienes una actitud negativa acerca de las ventas como emprendedor debes cambiar esta creencia limitante, de lo contrario tus posibles clientes van a notar tu incomodidad e inseguridad a la hora de negociar.
  2. Segundo, valora tu producto o servicio como una forma de ayudar a los demás, proyectando la venta como una manera de ofrecer ayuda, ya que no tendrás necesidad de engañar ni de forzar a nadie.
  3. Tercero, cuando te encuentres en la reunión, debes comenzar rompiendo el hielo con un comentario positivo del sector, empresa o de la persona, es muy importante que sea un comentario sincero y corto para empatizar con el posible cliente evitar temas de políticas, religión y deporte de interés, posteriormente realizar muchas preguntas porque tu objetivo es averiguar cuál es el problema que le preocupa al día de hoy y como se imagina su vida sin ese problema en el futuro.
  4. Cuando haces preguntas es el propio cliente que se pone en situación, tú no tienes que convencerlo de que necesita tu ayuda, es él mismo que lo está expresando, si en algún momento se te ocurre una idea para brindarle la solución, es mejor que te quedes callado hasta que él termine porque la reunión es 80% escucha activa y 20% habla de tu parte.

Solo cuando el cliente se ha visualizado sin ese problema, puedes presentar la solución que es tu producto o servicio. Después de presentar tus beneficios, lo ideal sería que el cliente, aceptara tu propuesta de inmediato, pero esto no es habitual entonces te toca trabajar la venta y es en este punto donde comienza lo interesante de la reunión.

Podrá escuchar respuestas como “tengo que pensarlo”, “tengo que consultarlo con mi socio”, “ahora no tengo dinero”, “envíame información por correo”, y es en este punto te toca estar preparado para todo, por esto debes tener respuesta para cada una de las objeciones que se presentan durante la reunión.

De esta manera estarás listo para contestar y conducir la reunión hacia un sí o no definitivo, de lo contrario, sino tienes estás respuestas previamente preparadas, te puedes quedar bloqueado, por esto te recomienda anotar y analizar cada una de las objeciones que se te vayan presentando en las reuniones para saber cómo
enfrentarlas. 

Finalmente, realizar preguntas de cierre como: ¿de los beneficios que le menciónate qué fue lo que más le gustó? ¿cancela en efectivo o con tarjeta de crédito (según sea el caso).

Si no logras concretar el cierre, recuerda siempre agendar una segunda cita, con fecha y hora.

La venta es un sistema que se aprende y práctica, esta es la mejor manera para aumentar el índice de éxito. Las primeras llamadas y reuniones pueden fracasar y esto es completamente normal, porque para llegar a ser un experto debes equivocarte y realizar consta mente la misma actividad para retroalimentarte y mejorar en cada negociación. 

De esta manera, y siguiendo estos consejos, podrás acercarte a tus clientes, para así establecer una relación de mutuo beneficio que puede llegar a largo plazo, eso ya depende del cuidado y la dedicación que tengas para conservar a tu cliente. Recuerda que hoy en día debes ofrecer tu producto o servicio, enlazándolo a diversas experiencias. 

Autor: Minuto de Dios

Autor: Minuto de Dios