Skip links
empresario exponiendo el plan de trabajo

Lo que no sabías sobre Metodologías Ágiles

Fondo de financiación social

Fondo de financiación social

¿Metodologías ágiles, eso con qué se come?

 Las metodologías ágiles, como su nombre lo indica, son alternativas para facilitar la realización de tareas, de manera que sean fáciles y rápidas de hacer. En una empresa, lo ideal es que permitan desarrollar productos y servicios de calidad de acuerdo a las necesidades del cliente y las condiciones que define el mercado.

Características de las metodologías ágiles

De acuerdo con las características que anteriores, con las metodologías ágiles no es necesario esperar al final del proceso, porque si se espera hasta ese punto, en ocasiones genera gastos adicionales, pérdida de tiempo y de recursos para la empresa. Esto genera ventaja competitiva en las compañías, pues con ellas se generan resultados de manera eficiente, aumentando la rentabilidad de la misma, a través de una alta productividad que se fundamenta el aportar valor a los proyectos.

Tipos de metodologías ágiles

Existen varios metodologías ágiles, que aunque se basen en la misma lógica de hacer más fácil el trabajo, cada una de ellas tiene características que las hace más adecuada según la necesidad que tenga la empresa.

Por eso, para elegir la que más se ajusta al objetivo que se desee lograr, hay que conocer muy bien cuáles son sus diferencias, que te mencionaremos a continuación.

Método de desarrollo de sistemas dinámicos (DSDM)

Este método se centra en el ciclo de vida completo de un proyecto, por lo que su estructura es más rígida en comparación con las demás metodologías ágiles que existen.

Las fases de la metodología DSDM comprenden:

SCRUM

Se trabaja con entregables a corto plazo (sprints), los cuales toman aproximadamente una semana; se le hacen llegar al cliente para haga la respectiva revisión y realice los ajustes que sean necesarios. Estos últimos se llevan a cabo según las condiciones de los requerimientos e historias de usuario.

KANBAN

Esta metodología ágil utiliza una técnica muy visual y dinámica, pues es a través de tarjetas de colores que se logran identificar cada una de las tareas que se deben realizar. Cada paso está claramente especificado y mientras se avanza, las tareas van pasando al siguiente estado de validación.

Lean Manufacturing

Con esta metodología se busca que satisfacer las necesidades del cliente con la mínima cantidad de tiempo y de recursos posible. Esto se logra eliminando los desperdicios de los lugares de trabajo, ordenando todo y capacitando al colaborador para que conozca bien su función y la ubicación de cada elemento, para así aportar valor mayor valor al proyecto.

De acuerdo con los tipos de metodologías ágiles que vimos aquí ¿cuál de ellas se ajusta mejor a tu empresa?

Leave a comment